"Abandoné la carrera de medicina por el bien de la humanidad"

  • El autor, que cumplió 30 carnavales ayer, dice estar viviendo una buena madurez, que su mejor coro está por llegar y que se emociona viendo a su hijo en el mismo

Comentarios 0

Julio Pardo Merelo iba para médico, pero se arrepintió por el camino. El único doctorado que ha logrado en la plaza del Falla es el de coplero de los buenos, aunque ha curado males endémicos como la tristeza y la melancolía con coros antológicos que forman parte ya de la historia del Carnaval.

-¿Usted es de los que cumplen carnavales en vez de años?

-Pues sí, pero cuando me miro al espejo veo que de los otros también cumplo. Ojalá tuviera los 30 que dice mi currículo carnavalesco, pero son ya para 53.

-Julio El Tuno, Julio El Gordo... ¿Cómo le llaman en casa?

-Julio, Julio. Y a veces papá, incluida mi mujer.

-Estudió medicina y aprobó unas oposiciones para trabajar en Hacienda, ¿por qué lo dejó todo?

-Lo de la medicina, por el bien de la humanidad; lo de Hacienda, porque no me va, eso de ser funcionario me parece muy aburrido. Tengo la suerte de ganarme la vida haciendo lo queme gusta.

-¿Qué es lo que más le gusta hacer del mundo?

-Hummm, lo segundo comer. Lo primero no lo puedo decir porque o suena muy cursi o suena políticamente incorrecto (risas).

-¿'La tienda la cabra' es el mejor coro de la historia?

-No lo sé, el mejor coro de nuestra historia está por llegar. El de este año puede ser uno de ellos. Está claro que es de los mejores, pero nada es irrepetible y en el Carnaval, aunque está todo inventado, aún se pueden hacer cosas.

-Cuando mira al centro de la orquesta y ve a su hijo Julio tocando la bandurria, o más arriba al hijo de Juan Lucena, ¿qué le entra por el cuerpo?

-Alegría y emoción. Quiere decir que la sangre que hemos traspasado es decente. Es buena señal que quieran estar con nosotros.

-¿Su momento más feliz en el Carnaval?

-Hay varios. La primera final, que me la perdí porque me estaba licenciando del servicio militar, cuando salió mi hijo por primera vez en 'La gaditana' o el día de la caída de la cuerda de bajos, por el cariño que nos dio el público.

-¿Y el más triste?

-Algún que otro cajonazo, la propia caída, que fue un momento duro y la pérdida de algunos componentes, sobre todo de Chichi, que a todos nos marcó un poco porque era una persona cariñosa, carismática, impresionante. A los que lo conocimos nunca se nos olvidará.

-¿Qué Cádiz espera ver el año 2012?

-Pues por lo menos uno con dos puentes. Espero que aproveche el tirón y que se beneficie del tema social, cultural y de infraestructura. Hay que dar el pelotazo y no reírnos del bicentenario.

-¿Cuál es su plato preferido?

-Los garbanzos con bacalao, que como los hace mi madre no los hace nadie en el mundo. También el pescaíto frito que hace mi mujer.

-¿Qué música escucha habitualmente?

-Menos la que yo hago, cualquiera. No suelo oír Carnaval. Acabo bastante harto. También música latina, melódica y clásica.

-¿Qué ha descubierto de sus largas caminatas por la playa con su mujer?

-Que la gente anda más de lo que parece y que la celulitis hace estragos. También que en Cádiz hay más gordos de los que la gente se cree.

-Una ciudad para perderse que no sea Cádiz.

-Sevilla y, si no estuviera tan lejos, La Habana, me marcó mucho.

-¿Qué cualidad valora más en un hombre?

-La sinceridad y la fidelidad, prefiero un tío que vaya por derecho.

-¿Y en una mujer?

-Lo mismo, más la feminidad. A mí me gustan las mujeres muy mujeres. Y de la mía, todo lo que tiene.

-¿Qué no perdonaría jamás?

-La infidelidad, la mentira y la maldad inútil.

-¿Los años amansan a las fieras?

-Sí, los años no pasan en balde, aunque en mi caso, tengo mis días.

-¿Usted es como Savater, que dice que tuvo una juventud tan maravillosa que aún no ha logrado reponerse?

-Yo tuve una buena juventud, con momentos inolvidables, pero también estoy teniendo una madurez de categoría y espero tener una vejez buena. No creo eso de que cualquier tiempo pasado sea mejor.

-¿Qué noticia le gustaría leer en la prensa?

-Que han acabado con ETA.

-¿El último libro que ha leído?

-Los pilares de la tierra.

-¿Qué locura le gustaría hacer antes de morirse?

-Dirigir una orquesta sinfónica con obras que yo eligiera.

Etiquetas

más noticias de 2009 Ir a la sección 2009 »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios