El Falla ensaya para la Gran Final

  • El coliseo gaditano recibió anoche a muchos invitados de excepción, entre ellos, Dani, el jugador del Cádiz, el defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, el cantante Manuel Carrasco y el grupo Los Delinqüentes

Comentarios 2

En los palcos, en el patio de butacas, en el ambigú. En cada zona del coliseo se escondía una cara conocida. El Teatro Falla ensayaba para la Gran Final. Y no sólo por el trasiego constante de famoseo, no. Sobre las tablas, las agrupaciones hicieron gala de una calidad que se viene percibiendo desde la primera sesión semifinal.

A esta segunda función, no quisieron faltar futbolistas, cantantes y políticos que, junto con los aficionados gaditanos y de allende nuestras fronteras, disfrutaron de una noche donde no faltaron, de nuevo, coplas-homenaje (ya un clásico en este Concurso 2008).

El jugador cadista, Dani, fue uno de los testigos que pusieron el oído en el pasodoble que Quique Remolino dedicó a su padre. El alma mater de 'Los Pito-risas' cantó a Paco García, mítico postulante de la chirigota del Sherif, que, visiblemente emocionado, aplaudió con ganas a su vástago. "No sabía nada, de verdad, y me han dejado K.O. Para mí son los primeros", acertaba a decir el padre del Remolino que ha sufrido una amputación en una de sus piernas por problemas de azúcar.

"Me han encantado", coincidía el cadista Dani , que anoche vivió su primera experiencia en el Concurso del Falla. "Ya lo había visto alguna vez por la tele pero nunca había venido al teatro y estoy impresionado", revelaba el sevillano que, acompañado por el utillero cadista, Juanito, y sus respectivas esposas, confesó que nunca ha sido "muy carnavalero".

Quien sí está siguiendo el certamen es el defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo. "He disfrutado mucho hoy con 'Las Pito-risas' y también me han gustado el Yuyu y el Selu que los he visto en mi casa, como casi todo el Concurso", comentaba Chamizo que aceptó la propuesta de Modesto Barragán para comentar algunas de las actuaciones de la sesión de ayer. "Yo nunca había venido a una semifinal, siempre a la final, y la verdad es que me gusta el ambiente de esta fase", valoró.

El periodista Paco Lobatón, el cantante Manuel Carrasco y el grupo jerezano Los Delinqüentes tampoco se quisieron perder la sesión de un Concurso que no es extraño para ellos. "He podido escaparme por fin y venir esta noche ya que con el trabajo no he podido venir antes", se disculpaba un carnavalero de pro como es el intérprete onubense.

Pero si hablamos de trabajo, hubo un carnavalero que anoche pisó las tablas por partida doble. "Con el corazón dividido", así se encontraba Willy, el bandurria de los coros 'La calle del arte' -que abrió la sesión- y 'Orquesta Cádiz', que inauguró la segunda mitad de la función. "Ojalá pasaran los dos a la final aunque tuviera que estar de un lado para otro", deseaba.

Fue una de estas dos agrupaciones, la de Zamora y Pastrana, la portadora de otro homenaje familiar. El coro entonó un primer tango dedicado al amor fraternal para después, durante el descanso, subir a un palco segundo para agasajar con un ramo de flores a la hermana de Kico Zamora, Maribel Zamora.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios