La alegría

  • La ansiada espera del fallo del jurado oficial centró la última sesión de semifinales · Carnavaleros como 'El Sheriff' demostraron su deportividad felicitando a sus compañeros que volverán esta noche al Teatro Falla

Comentarios 1

Como cada año, muchas fueron las personas conocidas que ayer quisieron disfrutar de la Gran Final. Entre ellos, Los del Río, Paco Cepero, César Cadaval de Los Morancos, Kiko Narváez, José Oneto, Antonio Orozco o la actric María Fernanda D'Ocón. También asistieron muchos políticos de la provincia como el alcalde de Puerto Real, José Antonio Barroso, o su homólogo chiclanero, Ernesto Marín. Tampoco faltó a la cita la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez y muchos concejales del Ayuntamiento, algunos disfrazados como Mercedes Colombo o Carmen Obregón. Rafaél Román o Sebastián Terrada también se dejaron ver. Era la primera vez en muchos años que la alcaldesa no aparecía disfrazada por la final. Posteriormente, ella justificó esta circunstancia en que este año el carnaval se ha precipitado mucho y en que la preparación del Bicentenario le había ocupado mucho tiempo, y por eso no había podido buscarse un disfraz. Los políticos locales, se nota, siguen luciéndose también en Carnaval.

El Falla se apresta a vivir el final del maratoniano concurso que arrancó el 13 de enero y que, ininterrumpidamente, se ha celebrado desde entonces. Será, además, la final más corta de los últimos Carnavales, con las 11 agrupaciones que han logrado superar las tres cribas. La lucha por los primeros puestos se adivina disputada, por mucho que algunos aficionados tengan ya sus puestos decididos. Esta actuación también puntúa.

Por sorpresa aparece en el escenario del Falla, de blanco y sentado en una silla, el pregonero del Carnaval, Antonio Martínez Ares, junto a una guitarra que coge pero no llega a tocar. Le acompañan, de negro y de pie, las personas que mañana protagonizarán con él el pregón. Portan una pancarta: "¡¡Mañana ajustaremos cuentas!!". Este mismo mensaje, con su voz en off, se oyó a través de la megafonía durante toda la noche.

El coro abre la final, su vigésima consecutiva, con el sello de la casa: estrenado dos tangos y dos cuplés pese a que el reglamento les permite cantar una composición de cada modalidad que ya hayan interpretado en las fases anteriores. Destacó el primer tango, una oportuna comparación entre la red que protege el techo de la Catedral gaditana para evitar daños por posibles desprendimientos y la red que ellos quieren poner a la ciudad, hecha con retales de La Caleta y remiendos de las velas de Elcano, para proteger a Cádiz de quienes quieren tirarles piedras., de modernos maremotos o explosiones laborales. La segunda letra fue para de condena y ausencia de perdón para quienes negocian con terroristas o mintieron sobre el atentado de Atocha. Caña a los políticos carroñeros que sólo buscan aferrarse al sillón. Un cuplé para una boda en la Catedral y otro para el himno de España, construido con coplas carnavaleras. Detalle de altura al final del popurrí, cuando Julio Pardo pide al monaguillo, que ha permanecido inmóvil las cuatro funciones, que salude. Gran ovación.

No sólo había ambiente en el palco platea que durante semifinales ha ocupado Canal Sur. Anoche muchos rostros conocidos charlaban amigablemente al otro lado de la puerta, en el pasillo. Ismael Beiro, Monchi, César Cadaval, Antonio Orozco y Kiko Narváez compartían risas. Precisamente el futbolista reconoció que hacía "un montón de años" que no venía al Falla. "Así que hoy vengo a disfrutar y me pienso quedar hasta el final. Para una vez que vengo y desde tan lejos...", afirmaba el ex-cadista.

'El código La Viñi' repite presencia en una final y obtiene de nuevo del público el respaldo que le ha acompañado durante todo el concurso y que se ha ganado a pulso con su repertorio. El grupo de Manolín Gálvez estrena en una final un pasodoble, el primero, y repite el dedicado a los componentes que piensan tomarse un año sabático por haber sido padres. El nuevo es un pasodoble a los parados de Delphi, cantado desde la óptica de un hijo que le pregunta a su padre porqué está de nuevo estudiando y acude con libros a un colegio. Niegan que estos hombres sean parados de privilegio o critican a quienes afirman que viven en la gloria. No, están sin trabajo mientras los americanos están riéndose en Polonia. Cantan de nuevo el cuplé de las gorras de Fernando Alonso y estrenan otro sobre 'El solitario' en versión gaditana, con barba comprada en el millonario y al que sorprenden en su casa vaciando la nevera: Tú no eres el solitario, tú tienes una solitaria. Merecidos gritos de chirigota, chirigota tras un popurrí en el que vuelven a bordarlo.

Concluida la actuación de la primera chirigota, la organización tenía previsto celebrar la habitual ceremonia de entrega de los antifaces de oro sobre el escenanio del teatro, concretamente a José Luis García Cossío, Juan Lucena Monrant, José Luis Monzón y Antonio Cantos "Caracol".

La ceremonia, que presidió la alcandea Teófila Martínez, no fue ofrecida por Canal Sur Televisón, que se limitó a ofrecer el popurrí de la chirigota "To pa ella", para enlazar seguidamente con la siguiente actuación, la de la comparsa "Los mendas lerendas". La entrega de los antifaces se desarrolló con la sala del teatro prácticamente vacía.

La entrega de los antifaces de oro deja frío el ambiente de un teatro que con tanto acierto habían caldeado los viñeros de Manolín. Pero esto no es obstáculo para que la clásica modernidad de 'Los mendas lerendas' recupere el ritmo carnavalesco con sus excepcionales pasodobles, sonoros y contundentes. Letras de artesanía. Pedazo de pasodoble el que cantaron en cuartos y repiten en la final sobre el Carnaval que aprendieron de pequeño y que ellos tratan de mostrar ahora sobre el escenario, sin penas ni desgracias y con la diosa alegría reinando, como antes, en su comparsa. El obligado pasodoble de estreno es una apócrifa oración a un Jesús de Nazaret al que cuentan cómo se tergiversado su mensaje en una Iglesia, la actual, que, en su nombre, censuran el amor entre dos hombres o frenan la libertad. En los cuplés, el conocido del sexo virtual en las plazas Wi-fi y uno nuevo sobre lo chuflas que son los autores y el director. Dicen que pensar en un primer premio es de locos: por eso un segundo les sabría a poco. Y más innovación: al final del popurrí bajan al patio de butacas y realizan un pasacalles, tan alegre como ellos, que tuvo, otra vez, el sabor de lo antiguo. O sea, de lo auténtico. De vuelta a los camerinos, y con las ninfas, entonan por el pasillo eso de "soy soy el menda lerenda de la Bahía...'

A las once y cuarto de la noche, Ana Barceló, o su alter ego, Mari Pepa Marzo, comunica a Jesús Bienvenido, uno de los autores de la comparsa 'Los mendas lerendas', que el jurado del certamen de el Aguja de Oro le había concedido el galardón por su conseguido tipo, comparsista pero con toques chirigoteros y con mucho ingenio. Bienvenido recibió el nombramiento con emoción y orgullo y destacó que "esto ya es rizar el rizo. Estamos muy contentos y agradecidos", dijo.

El cuarteto de Gago tiene ingenio, lo que ya ha quedado demostrado en innumerables ocasiones, y además es rápido. En poco más de dos horas contestan con otra pancarta al pregonero: "Antonio, yo creo que no te debo na. Mañana, si eso, hablamos". Estos marines estadounidenses perdidos en una playa de de Cádiz repiten la parodia de la batalla, en la que esta vez no se olvidan la lejía, y que vuelve a gustar a un público que ríe con los buenos golpes del grupo. Estreno obligado de los dos cuplés, para la subida de precios y para la prueba de paternidad que ya sale gratis gracias al 'adn', y reedición de parte del tema libre en el que los marines se apuntan a la barbacoa del Trofeo, para terminar con otra parte del popurrí: que para eso llevamos seis meses ensayándolo". El cuarteto de Gago completa una buena actuación con el público predispuesto a su buen predispuesto.

Aunque parezca increíble, el horario previsto casi se está cumpliendo, no más de media hora de retraso. Tras la actuación del cuarteto, se produce el primer descanso de los tres programados La cosa avanza estupendamente.

'La orquesta Cádiz' abre la segunda parte de la final tras el primer descanso. Y lo hace estrenando también tangos y cuplés. El primer tango es para Antonio Martín y Pedro Romero, uno de La Viña y otro de Santa María, poetas de arte y rebeldía: en mejores manos no puede estar la copla, cantan. El letrista este año de 'Huele a Romero', presente en el teatro, recibe un obsequio de manos de Rafael pastrana, entre el aplauso del público. Bueno el segundo tango, un supuesto homenaje a las playas gaditanas, sobre todo a su limpieza, que se torna hacia la mitad en crítica a la alcaldesa por esta limpieza pero también, con ironía, por barrer a las asustaviejas, pasarle un pañito al desempleo, dejar limpitos los astilleros o meter la fregona en los barrios pobres. En la reafinación cantan el pasodoble del Cádiz de Manolito Santander, que con el disfraz del coro ejerce de director de orquesta entre el jolgorio del público. Cuplé para un hombre excelente que tiene loco a su novio y sobre las ganas de Teófila de entrar en un coro: incluso lo ha intentado en '¡Qué bahío!'.

Más temprano de lo habitual para estos monstruos que en otras sesiones han cantado más entrada la madrugada, la chirigota de Sánchez Reyes y José Guerrero Yuyu no defrauda y permite que el público del Teatro Falla se lo pase de miedo con su primer pasodoble, el dedicado a Ángel Cristo que cantaron ya en preliminares y al que siguió otro, inédito, sobre las aficiones carnavalescas y capillita de los monstruos del grupo. A Drácula le gusta el Chupa; a Frankenstein, el Selu, porque tiene el vientre como su apellido, Cossío. A la momia sólo le gusta Quiñones, que por eso tiene una venda en los ojos, pero al hombre lobo no le gustan las comparsas porque no hay manera de ponerle todos los vellos de punta, mientras que Drácula, en las procesiones espera a que pase la cruz de guía.

El excelente cuplé de los 2.500 euros por bebé cierra una tanda abierta con el secuestro de El Jueves por el dibujo de los Príncipes. Ellos le piden al juez que secuestre el lunes para hacer puente. El magnífico popurrí, con cuartetas que siguen haciendo reír al público, cierra una buena actuación.

La 'La banda del capitán Veneno', la esperada comparsa de Juan Carlos Aragón, pisa las tablas del Teatro Falla para defender el primer premio obtenido en el concurso del año pasado y ofrecer en la final de la presente edición un repertorio inédito, más allá del reglamento de mínimos que rige la última sesión del concurso. Ni caminito del Falla, ni borderíos innecesarios en los cuplés. El primer pasodoble del conjunto de Aragón es una preciosa historia de un adolescente de 16 años que se enamora de una compañera de clases y que se tambalea en los estudios por culpa de ese primer amor que le tiene trastornado. Todo, eso sí, maravillosamente bien contado. Y pasodoble ácrata el segundo, en el que cargan contra la supuesta libertad del ser humano que, para ellos, está supeditada a los mandamientos de un Estado cuyos ciudadanos no son libres, sino esclavos. Los cuplés para sus deseos de someterse a un cambio de sexo y otro para la condena quienes quemaron fotos del Rey. Muchos aplausos al final.

El XI Certamen de Coplas del Carnaval de Cádiz conoció anoche sus premios. La comparsa 'Huele a romero' se llevó el de la solidaridad por el pasodoble 'Pasan los días'; el de los derechos humanos, la comparsa 'El mercado de las maravillas', por el pasodoble a la Memoria histórica; el premio a la mejor letra dedicada a Andalucía fue para la chirigota 'Los proscritos, regalos y pastelitos', por el pasodoble 'Cádiz ya no'; y por último, el premio para los cuartetos fue para 'Pal desembarco Nosmardía'. El jurado estuvo formado por José Pérez Toledo, Faustino Núñez, Aurelio del Real Germán y el presidente, Antonio Pérez Vidal.

La duda ya está despejada. El nombre de los once conjuntos finalistas que hoy actuarán en la Gran Final del Concurso de Agrupaciones se conoció ayer minutos antes de las tres de la madrugada, una vez quedó despejado el Teatro.

En los alrededores de la plaza Fragela, como es habitual, se concentraron numerosos carnavaleros para escuchar el veredicto. Temido pero ansiado veredicto. Y como era de esperar, las risas y los abrazos se entremezclaron con algunos lamentos y lágrimas de decepción. Pero también, con alguna que otra bronca. asñid alskdj asjkdh lakjsdhlkajdh akljsdh klajsdh lkajsdh lasjdh lajksdh lakjsdh alksjdh lasjkdh lajskdh alksdh alksjdh alsjkdh alskjdh lasjk

La alegrí

La alegría se personificaba en los rostros de los componentes de 'Las pito-risas', sobre todo en el de su autor, Enrique García Rosado, Kike Remolino. El letrista manifestó estar especialmente contento por su grupo, y hoy será la séptima vez, según calculó, que actuará en una Final del Falla. "Mañana será, sin duda, la mejor", aseveró momentos antes de recibir la felicitación de Juan Manuel Braza El Sheriff. El autor de 'Los revelaos', que este año se queda sin premio, resaltó la cal

Antonio Pedro Serrano El Canijo y sus dentistas también escucharon el fallo del jurado oficial en los alrededores del coliseo gaditano. Una larga espera la de estos impacientes chirigoteros, ya que llegaron a la plaza Fragela minutos antes del descanso de la sesión, y mataron el tiempo conversando con otros carnavaleros, como El Sheriff, que también se acercó a ellos. Buena sintonía entre estos rivales de coplas.

En el interior del abarrotado templo carnavalesco, el ambiente estaba realmente caldeado. El gallinero, más lleno que nunca en esta última sesión de semifinales, agradecía cada copla. Y animación también en el palco de las ninfas, que anoche lucieron llamativas antenitas plateadas en sus cabezas y que recibieron la visita del diseñador Antonio Ardón. En los camerinos, el ajetreo era constante y el nerviosismo se palpaba en el ambiente. Y no era para menos. Muchos grupos se jugaban ayer el caminito hacia el Falla de hoy.

El ambigú recibió anoche numerosas visitas. Entre ellas, la de la cantante Pasión Vega, que comentó que se ha pillado unos días de vacaciones para poder disfrutar plenamente del Carnaval en la calle. También andaba por allí el televisivo Ismael Beiro, que al igual que la pregonera del Carnaval 2007 está deseando vivir la fiesta a pleno sol y bajo la luz de la luna. Por motivos laborales, Beiro pisaba ayer por primera vez el coliseo. No obstante, señaló que ha seguido a las agrupaciones a través de la televisión y de Canalsur.es. El gaditano nombró a dos de sus grupos favoritos este año: el cuarteto 'Pal desembarco nosmardía' y la chirigota 'Los monstruos de pueblo'.

El humorista Manu Sánchez, gran aficionado al Carnaval gaditano, también se dejó ver en el Teatro, y su intención es vivir hoy in situ la Gran Final. No obstante, anoche aún no sabía si iba a ser posible. El sevillano, natural del municipio de Dos Hermanas, confesó que había elaborado su quiniela de finalistas, pero prefirió no hacerla pública. ¿Habrá acertado? Sánchez resaltó el "papelón" del jurado oficial de adultos de este año "al sólo poder pasar tres agrupaciones de cada modalidad a la Gran Final". Horas después, el papelón se presentaba sobre las tablas del Teatro. En la ciudad de Cádiz...

La noche, a pesar del pase a la Final de la chirigota 'Las pito-risas', se planteó especialmente difícil para sus componentes, con motivo del fallecimiento de José Manuel Parra Román, padre del integrante Antonio Aceituna. Sus compañeros se trasladaron desde el local de ensayo al tanatorio de Servisa, donde a las cinco de esta tarde se celebrará el acto del sepelio y el posterior traslado de sus restos al cementerio de la localidad gaditana de Vejer. Noche agridulce la de ayer para estos jóvenes chirigoter

Etiquetas

más noticias de 2009 Ir a la sección 2009 »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios