Más compás, imposible

  • ýDiario de Cádizý recupera el ritmo tradicional del Carnaval y te ofrece en exclusiva la auténtica cajilla del 3x4, ýun trozo de mostrador viñeroý para acompañar al genuino pasodoble chirigotero

Comentarios 3

El compás del 3x4, ese que se consigue golpeando con los nudillos el mostrador de un bache viñero para poder acompañar un pasodoble chirigotero, puede obtenerlo a partir de ahora con la cajilla del 3x4 que, como su propio nombre indica, le permitirá obtener el ritmo más tradicional de las coplas carnavalescas.

Gratis, con sólo 5 cupones, que Diario de Cádiz publicará  desde el lunes 28 de enero al viernes 1 de febrero, puede conseguir  “un trozo de mostrador viñero”.

La cajilla, de seis centímetros de ancho y nueve de largo, diseñada para el acompañamiento a la hora de cantar un pasodoble chirigotero, sustituye a cualquier otro artilugio, desde una caja de cerillas a una cajetilla de cigarrillos, y se convierte en un instrumento sencillo, auténtico y único, como el propio Carnaval de Cádiz.

Emilio Santander, viñero, de 41 años, de ellos 24 entregado a la principal fiesta de Cádiz en coros y chirigotas punteras,  ha llevado también al Carnaval todo los que aprendió en la Escuela de Artes Aplicadas y con su equipo artístico ha diseñado la cajilla de madera formada por una tapa superior de ocume, madera ligera y muy blanda, flotando mediante un sistema de rodillos sobre una estructura de sapeli, especial para chapado,  con un agujero por la parte trasera para facilitar la acústica.

Evitando separar la tapa del resto, basta con coger la caja con una mano, golpearla con los nudillos de la otra y sonará el ritmo chirigotero. Más compás imposible.

Emilio Santander, que afirma que con la iniciativa pretende ofrecer su particular homenaje a los antiguos chirigoteros, que sin estudios musicales supieron ponerle el ritmo al Carnaval, engaña a la vez al gusanillo de sus tres años de ausencia sobre el escenario del  Falla. El artesano gaditano comenzó diseñando carrozas, tanto para la capital como para otras ciudades, para adentrarse luego en la escultura y trabajar también en el  Festival Internacional de Teatro (FIT) o la Compañía de Títeres de la Tía Norica,  entre otros espectáculos, y crear su propio taller, situado en un nave de la Zona Franca, y su correspondiente estudio en el viñero Corralón de los Carros, precisamente frente al inmueble que en un futuro albergará al Museo del Carnaval.

Etiquetas

más noticias de 2009 Ir a la sección 2009 »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios