El sol y los tangos iluminaron un brillante y gaditano Lunes de Coros

  • El buen tiempo enmarca una jornada carnavalera mucho más tranquila para los aficionados · Las bateas participantes intercambiaron los recorridos asignados el domingo

Comentarios 0

Ayer se cumplieron todos los requisitos para vivir un gran lunes de Carnaval. El sol sonreía a las agrupaciones y aficionados que se lanzaron a la calle desde el mediodía. Buen ambiente y buenas coplas por todos los rincones del casco histórico de la ciudad.

Pasadas las dos de la tarde las bateas hacían su salida desde la plaza Mina y la plaza Candelaria, respectivamente. Puntos de partida de dos itinerarios que se estrenaron el pasado año debido a las obras del Mercado Central. De esta forma, las agrupaciones intercambiaron el recorrido con respecto al domingo. En el de Mina, se encontraban ayer los coros 'Papelandia', 'Lo que yo te diga', 'Coro La catedral', 'Los del Portal de Jerez', ' Qué bahío' y 'Al enemigo ni agua'.

Uno de los momentos álgidos de este trayecto carnavalero fue el que protagonizó el coro de Tey y Moreno a su entrada en la plaza de San Francisco. Los jóvenes, toalla en mano, jalearon a un numeroso público que no dejaba de inmortalizarlos con sus cámaras digitales. Incluso desde los balcones del hotel Francia y París algunos huéspedes aplaudían sus coplas.

Justo delante se encontraban 'Al enemigo ni agua' y la agrupación de Pardo 'Coro la Catedral', ya situados en la misma plaza, mientras que el coro de Quico Zamora y Fali Pastrana 'La orquesta Cádiz' hacían en este momento su camino independiente unos metros más allá, bajando la calle Rosario camino del Cañón.

Simultáneamente, cantaban sus tangos en el mismo centro de la plaza de Mina los grupos de 'Papelandia' y 'Los del portal de Jerez', que arrancaron muchas risas a los aficionados que, tranquilamente, podían escuchar sus coplas sin empujones sentados en los bancos del recoleto rincón gaditano.

Tampoco dejó indiferente al público la chirigota callejera 'Los hijos de Nicolai', probablemente, una de las agrupaciones más jóvenes de la calle, puesto que sus componentes, que salen por segundo año consecutivo, son niños. Pasadas las cuatro de la tarde, la formación divertía a los aficionados en la esquina de Mina con Antonio López.

En la otra punta de la plaza, en la calle Zorrilla, el coro callejero de Luis Frade 'Picha's on de rock' ofrecía su repertorio al público. Otras bateas que quebrantaron los recorridos oficiales fueron la formación de Sevilla 'Con faldas y a lo loco' y la de Nandi Migueles que, aunque este año no ha pisado las tablas del Gran Teatro Falla, sí que estuvo en la calle con una antología que se pudo escuchar a principios de la tarde en la plaza de San Juan de Dios.

Las coplas también llegaron a la plaza de Candelaria, de donde partieron las bateas participantes en el recorrido B. Entre ellas, las de la agrupación juvenil 'Los guardianes', 'El periquitúliqui', 'Los proscritos de la Viña', 'Dios los juntó y no vea la que lió', 'Menos humos' y 'Llegan los ilusionistas'.

El carrusel, que discurrió por plaza del Palillero y calle Ancha, hasta morir en San Antonio, animó esta otra parte del centro de la ciudad, a la que tampoco le faltaron ilegales y romanceros en cada esquina. Como cada año, esta convivencia de grupos se hace más patente en Candelaria, donde los coros y resto de agrupaciones comparten aficionados. Así, mientras las bateas derramaron tangos, se hacía el silencio en el escenario de la plaza, por donde pasaron ayer muchas agrupaciones.

Uno de los lugares más vistosos para contemplar este desfile de coros era la calle Ancha, donde puestos ambulantes hacían su particular agosto en febrero. Como una de las arterias principales de la ciudad, Ancha abrió los brazos a una gran cantidad de aficionados que, incluso estando de paso, aprovecharon para corear algún estribillo.

Llamativo fue el caso del coro 'La calle del arte'. El tercer premio del Concurso Oficial de Agrupaciones del Falla, que recorría a pie las calles, entonaron algunos de sus tangos y cuplés en la esquina de la calle Novena con San Miguel ante un numeroso séquito. Unos metros más allá, más adentro de San Miguel, los reporteros más dicharacheros del Carnaval, 'Los revelaos' de Juan Manuel Braza 'Sherif', hacían sus particulares reportajes al público. "¡A ver señores juntarse que os vamos a echar una fotito!", exclamaba el chirigotero. Tampoco faltaron romanceros y charangas para animar la calle.

Calles que estuvieron animadas hasta bien entrada la noche, aunque el botellón tomó el relevo a las coplas. Hasta entonces, el astro rey respetó el día por antonomasia de los gaditanos, que ayer pudieron descansar de las aglomeraciones habituales del domingo de coros. Los que no descansaron fueron los hosteleros, pues sus establecimientos estaban hasta la bandera. Bocadillos de tortillas, papelillos y moscatel, no le faltaron a nadie.

Etiquetas

más noticias de 2009 Ir a la sección 2009 »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios