Feragua estrena presencia en Almería

  • La organización aprueba el plan de acción para el presente ejercicio

  • Urge el desarrollo reglamentario que permita acceder a dos potencias eléctricas diferentes a lo largo del año

Campo de lechugas en la zona regable del Almanzora, en Almería. Campo de lechugas en la zona regable del Almanzora, en Almería.

Campo de lechugas en la zona regable del Almanzora, en Almería. / M. G.

La Federación de Comunidades de Regantes (Feragua) acaba de celebrar su junta general, en la que se han presentado las líneas maestras o el "plan de Acción", como lo denomina el secretario general de la organización Pedro Parias, quien destacó que la Federación llega a este momento con la satisfacción de haber incorporado 6.000 hectáreas de regadío de Almería, con las que se estrena la presencia en la organización de la provincia más oriental. Parias explicó que se trata de dos comunidades de regantes de la zona del Almanzora, que se benefician del trasvase Negratín-Almanzora, en concreto la Comunidad de Regantes Sindicato Cuevas de Almanzora y la Comunidad de Regantes El Saltador, que forman parte de las 24.000 hectáreas de regadío que hay en la provincia. "Confiamos en que sean la avanzadilla de la implantación de Feragua en el regadío almeriense", señaló.

En total, Feragua ha incrementado su superficie asociada en más de 7.500 hectáreas, hasta llegar casi a las 280.000 hectáreas, afianzando así su liderazgo como asociación más representativa del regadío andaluz.

6.000 hectáreas. Es el regadío de la provincia de Almería que se ha incorporado a Feragua

En cuanto a la junta general, asistieron más de 60 entidades que aprobaron el plan de acción con el que la organización se ha propuesto alcanzar las 300.000 hectáreas asociadas, dirigiendo sus esfuerzos a las cuencas del Tinto-Odiel-Piedras y Mediterránea, así como a los regantes independientes. El apoyo a los proyectos europeos de innovación serán también una prioridad; de hecho, Feragua ya participa en Moses y Diana, de la H2020, y Redawn, de Interreg Atlantic Área.

Como es de esperar, Feragua tiene puestas todas sus esperanzas en el pacto nacional por el Agua y en la junta se dejó constancia de ello, y de que éste instrumento debe servir para avanzar "en las obras de mejora regadío y de regulación necesarias para mitigar los efectos del cambio climático en Andalucía".

El apoyo a los trasvases sostenibles en Andalucía, "respetando la prioridad de las cuencas cedentes y limitando el crecimiento del regadío en las cuencas receptoras", será otra de las líneas de trabajo, así como la promoción del empleo de recursos no convencionales, como las aguas regeneradas y la desalación, a un coste asumible para el regadío.

Una de las vertientes destacada fue el apoyo a las políticas de innovación en materia de mejora de la gestión del agua y de la energía, con el objetivo de hacer un uso más eficiente de ambos recursos. También se dejó claro en la reunión la oposición de la organización a cualquier nueva figura impositiva de canon medioambiental.

Se informó a los presentes sobre la renovación de la página web e introducción en las redes sociales y fue aprobada la renovación de la Junta de Gobierno, con cambios en las vocalías de Córdoba y Granada.

Por otro lado, Feragua ha pedido al Gobierno el desarrollo reglamentario urgente de las modificaciones de la ley del sector eléctrico, la medida necesaria para que los regantes puedan acceder a la reciente modificación y disponer de dos potencias a lo largo del año, sin que los precios del término de potencia sufran incremento alguno respecto de las tarifas de aplicación.

La Federación informa de que también permiten reducciones de los peajes y cargos para los consumidores en la modalidad de suministro con autoconsumo, caracterizados por ser intensivos en consumo energético o sujetos a estacionalidad como es el regadío.

Explica Feragua que las modificaciones de la Ley del Sector Eléctrico promovida por el Gobierno dejaba, no obstante, estas reformas sujetas a "que la modificación propuesta sea consistente con la seguridad y sostenibilidad económico y financiera del sistema eléctrico, así como de la normativa comunitaria de aplicación". Pero los regantes consideran que "habida cuenta de los beneficios netos que han presentado los principales actores del sistema eléctrico español con 1.463 millones Endesa y 2.804 millones Iberdrola, en ambos casos mejorando los dividendos ofrecidos a sus accionistas, no dudamos de que la sostenibilidad económica y financiera del sistema eléctrico está más que apuntalada".

"Esperamos pues -agregan- que el Gobierno desarrolle con urgencia esas medidas para paliar la enorme injusticia que sufren los regantes con las tarifas eléctricas desde el año 2013, cuando se aprobó el tarifazo eléctrico.

Al respecto, el consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez Haro, ha resaltado el continuo compromiso de la Junta de Andalucía con los regantes, en una reunión mantenida con la Comunidad de Regantes Sol Poniente en Balerma, en la localidad almeriense de El Ejido, en la que ha recordado también que esta comarca recibió el año pasado 40 millones de euros en ayudas por parte de la Consejería y en los últimos meses se han puesto a disposición los agricultores del Poniente Almeriense 18 hectómetros cúbicos de agua para riego.

El consejero ha insistido en el respaldo de la Junta en materia de agua e infraestructuras y ha reiterado que para 2018 la Consejería de Agricultura convocará, entre otras, tres nuevas líneas de ayudas por un montante de 43 millones de euros dirigidas a la regeneración de aguas residuales en estaciones depuradoras, la conexión de estaciones de tratamiento de aguas regeneradas con las instalaciones de riegos de las comunidades de regantes y para nuevos regadíos abastecidos con aguas regeneradas.

A esto se añaden incentivos para inversiones en autoproducción energética y mejora de las instalaciones en el sector del regadío, una línea que cuenta con un presupuesto de 14,4 millones de euros. La tercera modalidad impulsa las auditorías energéticas de las instalaciones de riego para disminuir la dependencia energética, para lo que se destinan 3,8 millones de euros.

En cuanto a inversiones para el regadío, Sánchez Haro indicó que en 2017 se han convocado ayudas por más de 66 millones de euros. La Consejería de Agricultura recuerda también al respecto que, a través del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa), se está trabajando en diferentes proyectos para optimizar el tratamiento previo para el uso de aguas desaladas y regeneradas en el regadío y la puesta a punto de técnicas de riego más adaptadas a estos recursos no convencionales.

Sánchez Haro ha resaltado que la comarca del Poniente Almeriense recibió el año pasado de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural más de 40 millones de euros en ayudas, destacando sobre todo los 29 millones de euros destinados a las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH).

En Andalucía la superficie de regadío alcanza 1,1 millones de hectáreas, lo que supone el 32% de la superficie cultivada de la región andaluza.

La producción final agraria del regadío asciende a 6.600 millones de euros, lo que representa el 64% de la producción final agraria andaluza. El regadío genera el 40% de las ayudas de la PAC y supone el 63% del empleo agrario andaluz.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios