marta cornello. presidenta de somos sierra norte

"El mundo rural necesita ser reconocido y valorado"

  • Jóvenes de distintos municipios de la Sierra Norte de Sevilla defienden la dehesa como un sistema productivo esencial para el medio ambiente

Marta Cornello, entre encinas y alcornoques, cuenta los retos de la asociación. Marta Cornello, entre encinas y alcornoques, cuenta los retos de la asociación.

Marta Cornello, entre encinas y alcornoques, cuenta los retos de la asociación. / M. g.

El futuro del medio rural en el que viven, la Sierra Norte de Sevilla, es también su propio futuro y la salvaguarda del desarrollo sostenible de la región. Así lo entiende la asociación Somos Sierra Norte, formada por jóvenes comprometidos con su entorno, como su presidenta, Marta Cornello, que en esta entrevista repasa los principales problemas a los que se enfrenta el mundo rural. En el caso de la Sierra Norte sevillana, la dehesa juega un papel fundamental y Marta Cornello da la voz de alarma porque ve peligrar el futuro y hasta el presente de este ecosistema. Por eso pide responsabilidades a la Administración española.

-¿Qué les ha llevado a organizarse en asociación y qué propósitos tienen?

-Al ir sintiendo la impotencia de nuestros mayores, y ante la difícil situación en la que se encuentra nuestro territorio, decidimos unirnos y empezar a defender lo nuestro, porque si no lo hacíamos nosotros, ¿quién lo iba a hacer? Nuestra intención es sencilla, pero a la vez requiere de un gran esfuerzo y dedicación. Pretendemos unir nuestros pueblos, volver a despertar ese orgullo que parece haber desaparecido. El mundo rural necesita voz, necesita ser reconocido y valorado. Necesitamos que Sevilla entienda que su Sierra Norte está ahí y siempre ha estado. Sus dehesas, sus bosques, galerías, olivares, praderas y ese mundo rural que durante milenios ha pastoreado y cuidado la tierra que hoy conocemos. La ganadería extensiva consigue algo que hoy podemos considerar muy valioso, hombre, tierra y fauna coexistiendo en armonía, produciendo bienes tan preciados como el aire, el agua, maravillosos paisajes, alimentos inigualables y biodiversidad. Nos encontramos ante una de las mayores crisis que se han conocido, tanto medioambientales como sociales: seca, tuberculosis, falta de rentabilidad, despoblación de las localidades, desequilibrio biológico, asfixiante e incoherente burocracia, desentendimiento de la Administración, planes de erradicación ineficaces, penalizaciones absurdas... Por eso decidimos dar este gran paso, porque el futuro de las nuevas generaciones está en juego.

-Hay muchas organizaciones ligadas al mundo rural. ¿Qué caracteriza a la suya?

-Sí, existen muchas organizaciones que hacen un gran trabajo y se esfuerzan por conseguir sus objetivos. Quizás nosotros desde el principio no hemos seguido unas pautas muy convencionales, somos jóvenes de distintas edades y de distintos municipios, la mayoría no nos conocíamos y ahora formamos una gran familia que de manera itinerante trabajamos por toda la sierra.

Tememos por el futuro de nuestros pueblos; la despoblación es alarmante debido a la falta de rentabilidad

-¿Cómo están evolucionando las localidades de la Sierra Norte de Sevilla en cuanto a población y actividad? ¿Temen por el futuro de sus pueblos?

-Es triste decir que tememos por el futuro de todos nuestros pueblos, la despoblación es alarmante. Todo está íntimamente ligado, la falta de rentabilidad debida a los factores anteriormente mencionados hace que muchos jóvenes busquen otras oportunidades fuera del territorio.

-Al vivir en el medio rural se ven afectados por la PAC y ahora se va a negociar el nuevo marco que regirá a partir de 2020. ¿Tienen alguna postura al respecto?

-Simplemente defenderemos lo que verdaderamente somos, no somos un pastizal despoblado, no somos un desierto y por ello no debemos ser tratados como tal. Somos un sistema productivo con una labor esencial para el medio ambiente y la producción sostenible. Esto debe ser reconocido y valorado en la nueva PAC. Si no, las dehesas estarán condenadas.

-¿Cree que en la CE se conoce y valora la realidad del medio rural andaluz?

-La Comunidad Europea nos valora más que nuestro propio Estado, lo ha demostrado con creces. Al hablar de la Comunidad Europea se sabe que ellos no pueden atender a la peculiaridad de cada territorio, por esto dan cierta flexibilidad a cada Estado miembro para que atienda y cuide las zonas de valor que posee y sólo con mencionar el CAP (Coeficiente de Admisibilidad de Pastos) queda claramente dicho todo.

-Son muy críticos con el CAP, ¿Por qué?

-El CAP debería ser la vergüenza de la Administración, ni siquiera los más pequeños entienden cómo se puede castigar a un árbol por ser hermoso, por dar alimento, por dar cobijo , por asentar a la población, por producir oxígeno… Todo es un sinsentido que escapa a nuestra razón.

-Uno de los objetivos de la asociación es la conservación del medio ambiente. ¿Han detectado algún caso de seca en las encinas y alcornoques de la zona?

-Sí, es cierto que en otras comunidades la seca ya ha desertizado parte del territorio. Aquí está llegando y o se actúa ya o será demasiado tarde.

La Comunidad Europea valora más la dehesa y nuestro medio que nuestro propio Estado

-¿Qué problemas tiene la ganadería de su medio?

-La ganadería extensiva es el principal sustento de la economía de nuestros pueblos pero se enfrenta a determinados problemas que ya he comentando anteriormente. Sí puedo añadir que la superpoblación de determinados depredadores hace inviable hacer parideras en el exterior, perdiendo así el uso del pasto e incrementando el gasto de alimentación y manejo. También influye la pérdida de conocimientos que sufren determinados trabajos por a la falta de relevo generacional y de formación específica. La norma de calidad del ibérico que tampoco beneficia y valora de manera correcta a su verdadero protagonista, el cerdo ibérico de bellota y la pérdida de valor añadido del producto salido del territorio son también factores a tener en cuenta.

-¿Puede decirnos los puntos básicos de sus alegaciones al borrador del Plan de las Dehesas de Andalucía?

-Hemos alegado ocho puntos: al Comité Forestal y de la Dehesa, solicitando un comité especifico de la dehesa cuya composición debe ser mayoritariamente ostentada por agentes directamente relacionados con la actividad del medio, ya que en el comité actual la representación del sector es casi inexistente. En el punto Consideración de la Dehesa ante la PAC. Presencia del ganado y del ganadero en el plan, entendemos que en reiteradas ocasiones el plan expresa que la gestión de la dehesa se basa principalmente en la ganadería extensiva, pero en las líneas estratégicas y objetivos específicos el papel de la misma no tiene apenas relevancia con respecto a otras actividades no agrícolas, es algo que no conseguimos entender y dejamos constancia de ello. También alegamos en formaciones adehesadas; censo de dehesa; PGI (Planes de Gestión Integral), su estructura, contenido y objetivos; investigación y formación. Estamos a la espera de respuesta al escrito presentado.

-¿Cree que realmente está en peligro el futuro de la dehesa?

-Sí, y no es que lo creamos, es que lo estamos viviendo.

-¿Puede destacar algunas de las iniciativas que han organizado para dar a conocer sus objetivos y algunas de las que tengan previstas?

-Aparte de las distintas charlas y de los encuentros con las distintas generaciones y con la Administración, el año pasado realizamos la Primera Marcha Solidaria, recorriendo todos los municipios de la Sierra Norte con un relevo en cada kilómetro portando un testigo de bornizo con un manifiesto en su interior que era leído en cada plaza de cada pueblo por una persona representativa del mismo. Fue una actividad preciosa que repetiremos el fin de semana del 22-23-24 de septiembre. Para octubre tenemos prevista una jornada muy completa sobre la dehesa, y en breve expondremos Cuidemos a esa, la dehesa una historia que los más pequeños, con cariño y preocupación, han creado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios