carlos camacho. Presidente de asemesa

"Nuestro principal objetivo es la defensa de la aceituna negra"

  • Acaba de ser reelegido como presidente de Asemesa en un momento crítico para el sector por la guerra comercial iniciada por el Gobierno norteamericano

Carlos Camacho se muestra satisfecho por estar al frente de la organización referente en el sector de aceituna de mesa. Carlos Camacho se muestra satisfecho por estar al frente de la organización referente en el sector de aceituna de mesa.

Carlos Camacho se muestra satisfecho por estar al frente de la organización referente en el sector de aceituna de mesa. / M. G.

Con la convicción de que es necesario seguir trabajando con la misma intensidad en la modernización, buscando la mayor eficiencia y la innovación, se enfrenta Carlos Camacho a un nuevo mandato en Asemesa, donde acaba de ser reelegido como presidente en plena crisis de las exportaciones de aceitunas negras a Estados Unidos. Este conflicto no amilana a Camacho, que apuesta por seguir liderando desde España el sector de la aceituna de mesa.

-Acaba de ser reelegido presidente de Asemesa. ¿Qué significa esta reelección?

Si los aranceles de Estados Unidos se hacen definitivos perdemos un mercado de 70 millones de euros"Echamos de menos mayor contundencia en la defensa de la aceituna de mesa por parte de la UE"Las últimas lluvias tienen un efecto muy beneficioso, pero hace falta una climatología favorable todo el año"

-Ya hace tres años manifesté que para mí, ser presidente de Asemesa, que es la asociación que representa y defiende nuestros intereses, es un honor y ahora mucho más porque, además, supone una demostración de confianza por parte de todos los asociados que tengo que agradecer muy sinceramente en unos momentos tan difíciles como los que estamos viviendo debido al problema de EEUU.

-¿Qué objetivos se propone para el nuevo mandato?

-Por supuesto, el principal objetivo en estos momentos tiene que ser necesariamente la defensa de la aceituna negra y del sector ante las investigaciones y los aranceles impuestos por EEUU, pero la asociación tiene que seguir trabajando y ocupándose de muchos casos más. En este sentido, la asociación tiene que ser cada día más fuerte, debemos ayudar al sector a mantener su actual posición de liderazgo mundial y también es necesario intensificar las relaciones con las organizaciones que representan a las demás ramas del sector, para asegurar que todos sean competitivas y rentables.

-Como ha dicho, el sector tiene abierto el frente de los aranceles de Estados Unidos a la aceituna negra. ¿Dan esa batalla por perdida?

-Por supuesto que no. Seguimos trabajando en total coordinación con la Comisión de la UE, con el Gobierno de España y con la Junta de Andalucía en la defensa jurídico-técnica de acuerdo con el procedimiento establecido en este tipo de casos, contando con el necesario apoyo institucional que nos vienen dando. Estamos convencidos de que las ayudas que recibe el sector, la mayoría de las cuales van al agricultor a través de la PAC, son compatibles con las reglas de la Organización Mundial del Comercio y de que los precios a los que vendemos son consecuencia de la gran eficiencia que ha alcanzado la industria y la agricultura también. Por otra parte, se pondrá de manifiesto en la fase final que los posibles problemas de la industria y del sector californiano no tienen su causa en las importaciones de España. En definitiva, creemos que al final se impondrá la razón.

-¿En qué medida le ha afectado al sector el tarifazo de Trump?

-Se trata de un proceso muy largo, de un año, pero ya desde el primer momento con la incertidumbre que se creó, empezamos a perder contratos en favor de otros países productores como Egipto, Turquía, Marruecos o Grecia, a los que no les afectan estas medidas; pero para poder cuantificar los efectos tenemos que esperar a disponer de las estadísticas oficiales comparativas de los meses siguientes a su imposición, de las que aún no disponemos. En cualquier caso, los efectos más negativos se irán viendo progresivamente, sobre todo si estos aranceles se convirtieran en definitivos en el mes de julio, lo que podría suponer la pérdida de la mayoría del mercado que actualmente supone unos 70 millones de euros.

-¿Pueden verse afectadas las exportaciones de aceite y de otros tipos de aceitunas?

-Con independencia de las consecuencias negativas para nuestro sector, no cabe duda de que estas investigaciones suponen una amenaza para toda la política agraria comunitaria y, por tanto, para todos los sectores. La causa es la supuesta ilegalidad de las ayudas que recibe el agricultor y eso es aplicable a todos los sectores. Cualquier país o sector que compita con un producto europeo podría acusársele de lo mismo, de hacer competencia desleal debido a las ayudas de la UE.

-¿Cree que las administraciones (andaluza, central y europea) están haciendo todo lo posible?

-En el plano técnico o jurídico-técnico, se está trabajando muy bien y en total coordinación, y desde luego se está haciendo todo lo que el procedimiento establecido para este tipo de casos permite. Sin embargo, seguramente el sector no entiende que la UE haya respondido con tanta contundencia en el caso del acero y aluminio, y en el nuestro el asunto se lleva de otra forma. Aunque sabemos que son casos diferentes que no pueden asimilarse, la realidad es que echamos de menos una mayor contundencia en la defensa política o diplomática de la aceituna de mesa de España por parte de la UE.

-Si hay un acuerdo para el acero, ¿beneficiará a las aceitunas?

-Como he dicho, son casos diferentes en los que EEUU ha actuado utilizando argumentos y bases legales diferentes, lo que condiciona el tipo de respuesta que puede dar la UE. De lo que no cabe duda es que si se alcanzara un acuerdo, sería una buena señal que podría indicar una actitud diferente por parte de EEUU, y eso sería bueno para todos.

-Sobre la campaña de aceituna este año ha sido corta y complicada por las condiciones meteorológicas ¿no?

-Como en años anteriores, al final la campaña ha estado en un nivel normal en cuanto a cantidad, solamente un 6% inferior a la del año pasado, según los datos de la Agencia de Información y Control Alimentarios. El problema ha estado más bien en la calidad y tamaño de la aceituna debido a la pertinaz sequía que venimos sufriendo. En definitiva, una campaña complicada como las últimas.

-En cuanto a las exportaciones, este año se han recortado. ¿Es por la menor producción?

-En la disminución de las exportaciones intervienenn fundamentalmenten factores coyunturales de mercado, pero especialmente, la creciente competencia de otros países productores y exportadores y, por supuesto, la incertidumbre en EEUU. Dado el alto nivel de existencias del que dispone el sector en todas sus variedades, el que la producción haya registrado un pequeño descenso no tiene ningún efecto.

-¿Si se corrige la sequía la próxima campaña será mejor? ¿O habrá que esperar para que se recuperen los olivos?

-Indudablemente, las lluvias abundantes como las que estamos teniendo en los últimos días van a tener un efecto muy beneficioso que tendrá consecuencias positivas para la próxima campaña, pero para eso hace falta que tengamos una climatología favorable durante todo el año.

-Asemesa sigue creciendo y últimamente ha tenido importantes incorporaciones como Dcoop. ¿Están satisfechos? ¿Qué significa Asemesa en el sector?

-Sin duda, la incorporación de toda empresa que venga a aportar y a colaborar en el desarrollo del sector es una gran noticia y mucho más si se trata de empresas del nivel de las últimas incorporaciones que hemos tenido. Asemesa es la organización de ámbito nacional que representa y defiende los intereses de la industria española de aceituna de mesa. Es, sin ninguna duda, la gran referencia de esta industria.

-¿Cómo está el contencioso con la Consejería por las IGP de las variedades Manzanilla y Gordal?

-En estos momentos sigue su curso dentro del procedimiento judicial ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, al que tuvimos que acudir por entender que estas IGP, tal como están planteadas, limitan derechos que son de todo el sector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios