alcalá de guadaíra

Los molinos harineros cobran vida con una recreación en 360º

  • La experiencia podrá conocerse en el centro La Harinera y, en breve, también a través de una 'app'

La alcaldesa, ayer, durante la presentación de los vídeos en La Harinera, con las gafas en primer plano. La alcaldesa, ayer, durante la presentación de los vídeos en La Harinera, con las gafas en primer plano.

La alcaldesa, ayer, durante la presentación de los vídeos en La Harinera, con las gafas en primer plano. / Víctor rodríguez

Hace años que el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra tiene en marcha un plan turístico para poner en valor su patrimonio histórico, etnográfico y paisajístico. Uno de los hitos fue la recuperación de La Harinera -la fábrida de 1934 que funcionó hasta los 80- como centro de interpretación de la que fue, desde la Edad Media, la primera industria alcalareña: la producción de harina. En él se ubica la oficina de turismo y empieza a ser conocido además por los talleres de pan, con visitas teatralizadas o guiadas a los molinos, que se llenan cada fin de semana con familias de Alcalá, pero también de Sevilla y el Aljarafe. Ahora ha incorporado otra forma de acercarse y de manera muy didáctica a ese pasado, vinculado a la fuerza del Guadaíra y los mantaniales y que fue el germen de la industria panadera. Se trata de una serie de vídeos que permiten una "experiencia inversiva" de 360º en los antiguos molinos en funcionamiento, y en la Alcalá de los panaderos, que ha sido desarrollada por la empresa local Efecto 3D.

Entre los espacios recreados desde todos sus ángulos -desde su estado actual, que se ha escaneado con una máquina de infrarrojos, hasta el pasado-, están el molino del Algarrobo y el de la Mina, el más singular al ser de los pocos subterráneos del país y que funcionó con la fuerza de un manantial, bajo la calle del mismo nombre. El acceso está junto al teatro Gutiérrez de Alba, pero no puede visitarse y de ahí el interés del recorrido virtual.

Las recreaciones estarán disponibles en breve a través de una aplicación (MAG360) que se podrá descargar gratis en la web turismodealcaladeguadaira.es y se han adquirido diez gafas de 360º, en las que se podrá vivir la experiencia aún mejor, en la misma Harinera. Éstas se incluirán, además, en algunas de las visitas guiadas. Entre las personas que ayer, en la presentación, pudieron conocer de primera mano estas recreaciones estaba Juan Guillén Sánchez, que a sus 88 años es el último harinero alcalareño que conoció aquellos molinos, porque la actividad desapareció del todo. Emocionado, aseguraba haber sentido una "nostalgia inmersa" y calificó la experiencia de "maravilla".

La alcaldesa, Ana Isabel Jiménez, consideró que este recurso que aúna "tecnología, innovación y tradición" marcará "un antes y un después para sumar visitas" a esta Harinera, como puerta a lo demás que puede ofrecer el municipio, y citó el Castillo, rehabilitado y más accesible; el centro San Miguel, en el arrabal y ya con una programación estable; el Auditorio y el monumento natural de las Riberas del Guadaíra, el único en núcleo urbano y con más equipamientos. Muchos alicientes que ha tapado al ciudadano de paso esa fachada industrial que Alcalá ofrece desde la A-92, pero que son cada vez más visitados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios