huÉvar del aljarafe

La Cámara de Cuentas eleva la deuda municipal a más de 26,2 millones

  • La cifra ha podido aumentar desde el año 2015, en el que se centra el informe

  • El Consistorio sólo ha aprobado dos de los cinco planes de estabilidad a los que estaba obligado y los incumple

Parte de la plantilla del Ayuntamiento de Huévar protestando por los impagos de las nóminas ante la Diputación. Parte de la plantilla del Ayuntamiento de Huévar protestando por los impagos de las nóminas ante la Diputación.

Parte de la plantilla del Ayuntamiento de Huévar protestando por los impagos de las nóminas ante la Diputación. / Juan carlos vázquez

Hace una semana, cuando el Pleno de la Diputación pidió un rescate financiero para Huévar, se habló de que la deuda de este Ayuntamiento de 2.800 vecinos podría superar los 20 millones de euros. Pero es mucho más alta, según un reciente informe de la Cámara de Cuentas de Andalucía, que ha fiscalizado la morosidad y los planes de saneamiento en la contabilidad de 2015. Ese año la deuda municipal ascendió a 26.258.634,43 euros, lo que supone 9.408 por vecino. Aun así, se advierte que faltan datos, como los de la sociedad de desarrollo (Sodinvar), que no presenta cuentas desde 2012, aunque al menos hasta ese año el Consistorio le hizo anticipos por 707.000 euros que no ha devuelto. Tampoco se ha dispuesto con detalle del informe de morosidad y otros.

Según la Cámara de Cuentas, 16,2 millones son deudas con entidades financieras y administraciones y más de 10, con acreedores de otro tipo. En concreto y desglosados, más de 12 millones son impagos a la Agencia Tributaria y a la Seguridad Social. Los gastos de personal representan más del 55% del presupuesto y son, junto a las propias dificultades de tesorería, uno de los motivos por los que la gestión del presupuesto "no se puede llevar con la regularidad". La plantilla cobra con retraso desde 2009 y con anticipos de la Diputación (a la que se debía en 2015 más de 1,1 millones) y de la Consejería de Gobernación (75.000 euros). El endeudamiento del plan de pago a proveedores era de 1,9 millones y había impagos a otras empresas por casi 270.000 euros. En 2015, tenía otros créditos con bancos por 639.779 euros y debía devolver 135.000 por subvenciones no usadas en el fin previsto, que han generado 44.000 euros en intereses y recargos. En estas circunstancias, Huévar tiene retenidos todos los fondos que le tocarían de la Participación en los Ingresos del Estado (PIE) y deja de recibir 470.000 euros al año, pero debe devolver 84.000 también por ese concepto.

El informe, elaborado sobre un trabajo de campo que finalizó en julio, evidencia que la situación está lejos de encauzarse, "con una falta de liquidez a corto plazo" muy importante. El Consistorio cerró 2015 con un remanente de tesorería negativo de más de 7,7 millones, que se mantiene en cifras parecidas desde 2012. Ello quiere decir que tenían contraídas obligaciones de pago a un año superiores en esa cantidad a los ingresos y activos con los que cuenta. Los fiscalizadores destacan que "no se han registrado contablemente gastos sin consignación presupuestaria por al menos 676.974 euros".

Según las normas aprobadas para corregir la situación financiera de las administraciones y en los ayuntamientos, Huévar debería haber presentado hasta cinco tipo de planes de saneamiento, pero sólo ha aprobado dos, en los que las previsiones no se han cumplido, salvo en lo que afecta a ingresos. El periodo medio de pago a proveedores fue de 157 días, según las facturas, porque tampoco se presentó informe sobre ello.

El año en el que se ha centrado la auditoría fue el último en el Consistorio del ex alcalde socialista, Rafael Moreno, actual director de Políticas Activas de Empleo de la Junta, al que relevó Áurea María Borrego, actual regidora, que había formado parte de su equipo como edil de Hacienda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios