coria del río

Nuevos informes apuntan a pozos ciegos como posible causa de los gases

  • El PP pide que la comisión municipal de seguimiento del problema se reúna con urgencia

Una imagen de archivo de técnicos de Emasesa trabajando en la barriada. Una imagen de archivo de técnicos de Emasesa trabajando en la barriada.

Una imagen de archivo de técnicos de Emasesa trabajando en la barriada. / juan carlos muñoz

Comentarios 3

El portavoz del Partido Popular en Coria del Río, Andrés Parrado, presentó este lunes por registro en el Ayuntamiento un escrito para que la comisión de seguimiento que se creó sobre el problema de los gases en el alcantarillado en la barriada Guadalquivir vuelva a reunirse con urgencia, en el plazo de 24 horas.

La decisión se produce después de haber tenido constancia de que el ingeniero técnico municipal, el que apuntó la teoría del pozo ciego como posible causa, habría elaborado y presentado nuevos informes, en los que, ya con toda la documentación histórica sobre obras y actividades que se han desarrollado en la barriada a lo largo de las últimas décadas, así como el estado de la red antes de que Emasesa se hiciera cargo de la misma, adquiriría más fuerza esa hipótesis: que los problemas se deben a uno o varios pozos ciegos, que no se hayan sellado adecuadamente y en los que los productos acumulados se estarían filtrando en algún punto de la red de saneamiento y al subsuelo, señaló Parrado.

No obstante, ni desde el Ayuntamiento de Coria del Río y ni desde Emasesa, que sigue trabajando en la barriada con un importante despliegue, confirmaron nada al respecto. En el mismo escrito, Parrado solicita, también de forma urgente, tener acceso a esos nuevos informes. Se trataría de al menos tres documentos, que se habrían presentado en los últimos días, elaborados en base al problema que se está dando, las sustancias detectadas en los distintos análisis y la zona en la que se dan con más intensidad, aunque al margen de las pruebas que está haciendo Emasesa para confirmar o descartar otras hipótesis que se barajan.

En esta situación, la prueba prevista en un local de la calle Retuerta, que en su día albergó un taller de coches y donde podría ubicarse uno de esos pozos ciegos, todavía no se ha realizado. Mientras, los vecinos de la barriada Guadalquivir han denunciando un repunte del olor en los últimos días, que se ha vinculado a la presencia de sustancias químicas volátiles, como fenol y dimetilacetamida, en la red de saneamiento que se elevan por las alcantarillas y desagües de las casas.

El problema se produce desde finales del mes de agosto y, a diferencia de otros años en los que también se ha percibido, ahora no ha llovido y se ha vuelto persistente en el tiempo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios