Castilleja de la Cuesta

El juzgado da la razón a la alcaldesa de Castilleja frente a un acuerdo plenario de la oposición

  • Los grupos anularon la declaración de incompatibilidad de la edil porque se hizo con un voto de calidad que, según el fallo, fue legal.

La alcaldesa, Carmen Herrera. La alcaldesa, Carmen Herrera.

La alcaldesa, Carmen Herrera. / D. S.

Los casos de trabajadores municipales que son elegidos como concejales en los ayuntamientos en los que trabajan son frecuentes. En estos casos, el Pleno debe aprobar una declaración de incompatibilidad de sus puestos, que les permita dejar de ejercer su trabajo y reincorporarse cuando dejen de ostentar el cargo público. Suele ser un asunto de trámite, que se aprueba sin problemas. Pero sí lo hubo esta vez en Castilleja de la Cuesta, donde la alcaldesa socialista, Carmen Herrera, es auxiliar administrativo y personal laboral del Consistorio. El trámite en el que aprobó su incompatibilidad, el 28 de julio de 2015, fue anulado en un acuerdo plenario posterior, cuando la oposición en bloque -que tenía mayoría en el Pleno- estimó el recurso de reposición que Juntos por Castilleja había presentando a esa declaración. Éste se basaba en que la alcaldesa se abstuvo en ese Pleno, al tratarse de un tema que le afectaba, pero la entonces teniente de alcalde, Inmaculada Oliver, que la sustituía, usó el voto de calidad atribuido a la Alcaldía para dirimir un empate de votos y que la incompatibilidad se aprobara.

Pese al criterio de Juntos por Castilleja y del resto de la oposición en ese momento, según el cual ese voto de calidad es "indelegable" de la Alcaldía, el fallo dice que sí lo es en supuestos como este caso. La sentencia recoge que el acuerdo se adoptó además con varias advertencias de ilegalidad del secretario y sin ningún otro informe que lo sustentara y da la razón a la alcaldesa en el recurso contencioso-administrativo que dirigió contra el propio Ayuntamiento. Se anula así, año y medio después, el acuerdo promovido por Juntos por Castilleja y la declaración incompatibilidad está en vigor. Pese a la situación, Herrera ha seguido ejerciendo de alcaldesa este tiempo.

En su momento, los grupos de la oposición intentaron vincular esta declaración de incompatibilidad con el debate, diferente, de que Herrera fuera nombrada asesora por el Gobierno socialista de la Diputación y de si podía cumplir con esa responsabilidad y la de alcaldesa. También censuraron que ésta acudiera a los tribunales en lugar de llevar al Pleno de nuevo el punto sobre su incompatibilidad, con toda la "información y documentación" que le exigían. Pero el recurso que presentó por la vía de lo contencioso-administrativo le ha dado la razón. La edil también presentó otro recurso por vía de los derechos fundamentales, aunque éste no se admitió al considerar que no era la vía adecuada para dirimir el caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios