pilas

Una pelea entre compañeros de piso acaba con un muerto y un detenido

  • Tanto el sospechoso como la víctima son dos jóvenes de nacionalidad rumana

  • El suceso ocurrió a las dos y media de la mañana en una zona próxima al cementerio municipal

Comentarios 3

La Guardia Civil está investigando la muerte violenta de un hombre de 31 años en Pilas. La víctima, de nacionalidad rumana, fue hallada muerta en una calle de este municipio sobre las dos y media de la madrugada de este lunes. El cadáver tenía signos de violencia, si bien los investigadores están a la espera de que se le practique la autopsia para poder conocer con certeza cuál fue la causa de la muerte. Algunas fuentes apuntaron este lunes a este periódico que el hombre había recibido al menos una puñalada.

El equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Sanlúcar la Mayor se hizo cargo de la investigación y detuvo poco después de los hechos a otro ciudadano rumano, compañero de piso de la víctima, por su presunta relación con esta muerte. Este hombre, de 35 años, permanece detenido en las dependencias de la Guardia Civil. En función de los resultados de la autopsia, si se confirman los primeros indicios, se le imputará en principio un delito de homicidio imprudente, según apuntaron fuentes del instituto armado.

La primera hipótesis apunta a una pelea que se generó en la vivienda que compartían el detenido y la víctima en Pilas, que se habría trasladado después a la calle. Avala esta teoría el hecho de que el detenido presentara varias heridas, por las que precisó atención sanitaria. En el piso vive una tercera persona, que en principio no tendría relación con estos hechos. La Guardia Civil estuvo inspeccionando también la vivienda y el lugar en el que cayó muerto el joven rumano. Poco ha trascendido aún de esta pelea y de los motivos que la habrían originado. Tampoco se conoce mucho acerca del sospechoso ni de la víctima. Los investigadores trabajarán ahora en tratar de esclarecer los motivos que habrían originado la reyerta entre ambos rumanos.

El cadáver permaneció alrededor de una hora en la calle. La comisión judicial ordenó el levantamiento del cadáver a las tres y media de la madrugada de este lunes. Pilas pertenece al partido judicial de Sanlúcar la Mayor, cuyo juzgado de Guardia abrió la investigación judicial del caso. Los hechos ocurrieron en la zona próxima al cementerio, ubicado a las afueras del municipio, un lugar que no está demasiado alejado del sitio en el que se produjo otro homicidio hace poco más de un mes.

Esta es, por tanto, la segunda muerte violenta que ocurre en Pilas en lo que va de año. La primera fue la de Ana María Morales, una mujer de 50 años, propietaria del bar La Soledad, que fue abordada por su presunto agresor cuando andaba por un olivar próximo al casco urbano de Pilas. El crimen ocurrió a las ocho y media de la mañana del domingo 12 de marzo. Horas después del suceso, la Guardia Civil detuvo al presunto autor del crimen, un vecino del municipio llamado Enrique Romay que habría degollado a la mujer tras encontrársela en el campo, en una zona a la que solía ir para coger espárragos. Los investigadores barajan la hipótesis del móvil sexual en este asunto, así como que el sospechoso se pasara toda la noche consumiendo sustancias estupefacientes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios