mairena del Aljarafe

Las prisas y la falta de acuerdo político impiden que la feria se pueda recuperar este año

  • La oposición bloquea las modificaciones necesarias, que iban a ir al Pleno apenas un mes antes de la cita

Imagen de la Feria, anulada en 2010. Imagen de la Feria, anulada en 2010.

Imagen de la Feria, anulada en 2010. / m. G.

Comentarios 4

Los vecinos de Mairena del Aljarafe no tendrán tampoco este año feria. Ello a pesar que la recuperación de la cita, como lugar de encuentro en una ciudad en la que la mayoría de los vecinos mantienen sus vínculos fuera, fue uno de los compromisos de Antonio Conde (PSOE), que también era alcalde cuando en 2010 se dejó de celebrar por la crisis económica. El PSOE, que gobierna en minoría con siete ediles, ha culpado al resto de grupos de oponerse al nuevo modelo. Aunque la oposición lo descarta y responsabiliza de que no se vaya a celebrar a la falta de concreción del gobierno local, que les ha presentado la ordenanza que debe regular la feria y la modifación presupuestaria para montarla apenas un mes antes de la cita, sin tiempo para consensuar nada. Y "consensuar" -insisten- fue el compromiso que se adquirió en 2016, cuando se aprobó una moción para recuperar la fiesta.

El asunto se trató el lunes, en el consejo del Instituto Municipal de Dinamización Ciudadana, el órgano municipal encargado de festejos. Había una propuesta para elevar al Pleno la ordenanza que regulará la Feria. Según el PSOE, es un modelo que permitiría al Ayuntamiento ahorrar costes. Pero la mayoría de los grupos se opusieron al debate y votación sobre la feria en el Pleno, que se iba a convocar de forma extraordinaria para este jueves, 17 de mayo. En estas circunstancias, la edil de Cultura, Blanca de Pablos, aseguró que comenzarán a trabajar para que no ocurra lo mismo en 2019.

IU, en un comunicado, responsabilizó de que no haya feria al alcalde y a su gobierno, y recordó que el Ayuntamiento está funcionando con los presupuestos prorrogados de 2016. La portavoz, María Iglesias, explicó que se pretendía "presentar fuera de plazo una modificación de ordenanzas y otra presupuestaria por más de 300.000 euros, sabiendo que ninguno de los grupos en la oposición podían apoyar tamaño despropósito". "Si Antonio Conde hubiera trabajado para tener presupuestos aprobados en 2017 y en 2018, Mairena disfrutaría este año de su feria", añadió.

El PP, por su parte, consideró que el gobierno hubiera "empujado a la ilegalidad" a las entidades ciudadanas que hubieran estado dispuestas a montar casetas, dada la precipitación con la que se iba a abordar el cambio de ordenanza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios