La AUGC pide 18 años de cárcel para el coronel acusado por narcotráfico

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha solicitado la pena de 18 años de prisión para el coronel F. G. Santaella por su presunta participación en la organización criminal que en 2006 supuestamente introdujo toneladas de hachís desde Marruecos por la costa de Granada y de la que fue uno de los presuntos cabecillas recibiendo dinero a cambio de impedir que los alijos fueran interceptados por la Guardia Civil para su posterior venta. La asociación, personada en el proceso como acusación popular, atribuye al coronel Santaella delitos contra la salud pública, de receptación y blanqueo de capitales y un delito continuado de cohecho, por los que solicita además 15 años de inhabilitación para él y el pago de multas que superan los diez millones de euros, según consta en el escrito de acusación.

El colectivo mantiene su personación en la causa al entender que se trata "de un acto de corrupción en el cuerpo", donde este coronel, que en el momento de los hechos tenía el grado de comandante y era conocido como el padre, se atribuyó el mando directo de todas las operaciones antidroga de la provincia de Granada, "inutilizando y relegando a las unidades responsables de las investigaciones por narcotráfico".

El comandante controlaba presuntamente toda la información, "pues pasaba por sus manos", "moviendo a todas las unidades a su antojo y manipulando a los informadores a sus anchas sin control alguno de la cadena de mando o de instancias judiciales". Concretamente, en enero de 2006 se habría producido una conversación en las cercanías del pantano de Cubillas entre el entonces comandante Santaella y un confidente con el que acordó la entrada de dos alijos de hachís en territorio nacional procedente de Marruecos a cambio de 120.000 euros en efectivo por cada operación, en cada una de las cuales se introducirían más de dos toneladas de droga por playas de la zona de Motril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios