La Abogacía del Estado reclama la retirada de un monolito fascista en Granada

  • Presenta un recurso contra el acuerdo del Ayuntamiento de mantener el monumento alegando "motivos artísticos"

Comentarios 9

Un año y medio después su aprobación, la Ley de Memoria Histórica no ha conseguido borrar del panorama los símbolos franquistas. Como el de Granada, no todos los ayuntamientos los han eliminado, por lo que la Abogacía del Estado presentó ayer un recurso contra el acuerdo plenario que rechazó una moción de IU y apoyada por el PSOE para retirar el monolito dedicado a José Antonio de Rivera que se encuentra en la Plaza Bibataubín. Los dos grupos políticos también se personarán en la causa.

Este recurso se une a los dos ya planteados por la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica (Agrmh) y admitidos a trámite por el juzgado, donde deberá dirimirse si el acuerdo contraviene el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica, por el que se insta a la retirada de cuantos símbolos o insignias hagan exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil o de la represión franquista.

El nuevo trámite judicial fue dado ayer a conocer por PSOE e IU, que se unirán a la iniciativa de la Abogacía del Estado, ya que consideran que debe ser retirado un monolito que es "una vergüenza".

El monolito, que representa cinco brazos realizando el saludo fascista y unas alas de águilas, se mantiene en la plaza de Bibataubín gracias los votos en contra del PP a una moción que presentó IU el pasado 27 de febrero. En ella pedía su retirada, por lo que para la portavoz municipal de IU, Lola Ruiz, es incluso "de mayor vergüenza tener un gobierno local que lo mantiene con su voto contrario". Por su parte, el concejal socialista Isidro Olgoso instó al alcalde de la ciudad, el popular José Torres Hurtado, a ser "valiente" y a adelantarse a la decisión de los tribunales con su trasladando a otro lugar más adecuado.

El abogado de la Agrmh, Antonio José Vélez-Toro, explicó que el monumento contravino incluso los procedimientos administrativos del franquismo, puesto que no hubo acuerdo municipal que autorizara su emplazamiento. "En el mejor de los casos estamos ante un ilícito urbanístico", indicó el letrado. En cuanto a los argumentos esgrimidos por PP sobre su valor artístico, Vélez-Toro señaló que los informes encargados a especialistas en escultura y patrimonio los han desechado radicalmente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios