Caso de los ERE

Alaya rebaja a 10.000 euros la fianza para el último imputado de los ERE que permanece en prisión

  • Se trata de la séptima rebaja de la cuantía que se produce en el caso de Eduardo Pascual, que lleva encarcelado desde marzo de 2013 cuando fue detenido en la operación Heracles.

Comentarios 1

La juez Mercedes Alaya, que investiga el escándalo de los ERE fraudulentos, ha decidido reducir a 10.000 euros la fianza al ex directivo de Vitalia Eduardo Pascual, último imputado que permanece en prisión provisional desde hace ya más de un año, aunque la cantidad sigue siendo inaccesible para este implicado, que había pedido que se le redujera hasta los 5.000 euros.

En un nuevo auto, la instructora ha rebajado por séptima vez la fianza impuesta en su día por la Audiencia de Sevilla al ex directivo de Vitalia –se fijó en junio de 2013 en 600.000 euros-, al entender que aún “persistiendo todos y cada uno de los motivos que abocaron en su prisión provisional, visto el tiempo transcurrido” desde el dictado de los sucesivos autos sin que el imputado haya podido reunir la fianza, “pudiera deducirse que la misma resulta inasequible para que el imputado pueda gozar de su libertad provisional”. Por ello ha bajado la cuantía hasta los 10.000 euros, coincidiendo con la postura de la Fiscalía Anticorrupción que había señalado la cuantía de la misma debía ser no inferior a 6.000 euros “para evitar especialmente el riesgo de fuga, apoyado en su actual disponibilidad económica y patrimonio personal y societario interpuesto”.

El mes pasado, el abogado de Eduardo Pascual pidió a la juez Alaya que le rebaje la fianza a 5.000 euros para poder asistir el Sábado Santo al bautizo de su último nieto, al que no conoce porque ha nacido durante el tiempo que lleva privado de libertad, pero finalmente no obtuvo la libertad porque la fianza sólo se rebajó hasta 20.000 euros. La defensa ha agradecido la “sensibilidad” con la que fue tratado esta petición “por diferente personal de la oficina judicial, pero la mayor demostración de que la tesorería del señor Pascual está exhausta después de una permanencia en prisión que supera un año, y que no le permite recibir ingresos de su trabajo, se evidencia en que no pudo pagar las fianzas impuestas, lo que no le permitió asistir a esta ceremonia”.

El letrado había argumentado que el imputado no había podido afrontar las sucesivas rebajas de fianza debido a "toda suerte de embargos" que ha sufrido él y su familia. El abogado ha argumentado en su escrito que Eduardo Pascual es un hombre de más 60 años, que no representa "a estas alturas ningún peligro" de ocultación o destrucción de pruebas ni de evadirse de la Justicia. Ahora la defensa había pedido la puesta en libertad sin fianza del ex directivo de Vitalia, o en su defecto la reducción de la fianza a 5.000 euros, ya que Eduardo Pascual sólo dispondría de 10.000 euros, pero también está en prisión por orden del juzgado Central de Instrucción número 6 la Audiencia Nacional en relación con la presunta estafa de Eurobank, por lo que el imputado habría propuesto repartir esos 10.000 euros entre el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla y el de la Audiencia Nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios