Andalucía Acoge denuncia falta de transparencia en los centros para extranjeros

  • La federación denuncia que los inmigrantes se encuentran en una situación "más precaria" aún que los reclusos al no contar con una ley que regule el funcionamiento de estos centros.

La Federación Andalucía Acoge ha denunciado hoy la "falta de transparencia" en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), donde los inmigrantes se encuentran en una situación "aún más precaria" que los presos al no contar con una ley que regule su funcionamiento.

"Los reclusos que se encuentran internos en las cárceles españolas cuentan con una ley que les protege, pero los inmigrantes recluidos en los CIE se encuentran en una grave indefensión jurídica, pese a no ser delincuentes", ha señalado en rueda de prensa el vicepresidente de la federación, Ángel Madero.

Ha añadido que estas personas sólo cometen una infracción administrativa al permanecer indocumentados en un país, por lo que ha exigido al Gobierno central un cambio en la legislación de extranjería que permita, entre otros aspectos, la regularización de los inmigrantes sin depender en exclusiva de la tenencia de un contrato de trabajo.

En su opinión, es necesario crear cauces legales de entrada y mecanismo ordinarios que permitan satisfacer la demanda creciente de trabajadores en España y la necesidad de las personas de encontrar un futuro mejor en condiciones dignas y con reconocimiento de derechos.

Madero, acompañado por el secretario general de Andalucía Acoge, José Miguel Morales, ha presentado -Día Internacional del Inmigrante- la memoria de actividades de la federación 2004-2006, en la que se recoge que en la comunidad existen más de 100.000 personas indocumentadas.

Por su parte, Morales ha asegurado que la aportación de los extranjeros al progreso de España es "indiscutible", especialmente en el tema demográfico, que ha permitido, entre otras cuestiones, que el sistema público de Educación andaluz haya crecido por primera vez en número de alumnos.

La franja de edad mayoritaria en la que se encuadra la población inmigrante es de 19-30 años, lo que demuestra su aportación en el crecimiento demográfico y económico y que justifica la necesidad de que se reconozca el derecho al voto que en la actualidad está vetado a 243.096 inmigrantes en Andalucía y a 2.296.888 en España.

Por otra parte, Morales ha explicado que el gran reto al que debe hacer frente el país en los próximos años es la integración de los hijos de inmigrantes nacidos en España y la "globalización" del flujo migratorio.

De este modo, según la memoria de Andalucía Acoge, la mayoría de los inmigrantes llegados a tierras andaluzas provienen de Marruecos, Bolivia, Rumanía y Argentina, lo que demuestra que cada vez son más las personas que emigran de países con un desarrollo medio.

Por otra parte, Madero ha considerado que los procesos extraordinarios de regularización de inmigrantes, como el que realizó el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, no solucionan el problema de acceso al trabajo de los indocumentados "ya que la solución es un proceso ordinario" que flexibilice las condiciones.

Andalucía Acoge atiende alrededor de 27.000 inmigrantes al año, especialmente jóvenes que deciden emigrar para buscar un futuro mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios