Angustia en parcelaciones de Córdoba por las inundaciones

Después de horas de angustia, los vecinos de la parcelación de Guadalvalle, junto al aeropuerto de Córdoba, asistieron ayer con impotencia a un nuevo episodio de anegaciones en la zona, de modo que media decena de familias se vieron obligadas a salir de sus viviendas por la crecida del Guadalquivir. El caudal creció durante toda la noche y en algunos momentos superó los 1.800 metros cúbicos por segundo en Villafranca -el municipio que se toma como referencia para la capital-, según el Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG).

La lámina de agua alcanzó los 6,31 metros de altura en el azud de Alcolea, lo que en el otro extremo del término municipal se materializó con las primeras anegaciones en la calle La Tórtola, en Guadalvalle, y media decena de familias obligadas a dejar sus casas. Esta vía, permanentemente vigilada por una patrulla de la Policía Local, quedó acordonada desde el mediodía.

Los vecinos, desesperados, comprendían así que la temida situación vivida en 2010 estaba a punto de repetirse. "El agua llegó entonces a los 2,65 metros de altura. La casa tiene 2,70 metros, lo que da idea de la gravedad" se lamentó un propietario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios