Arenas lanza un amplio paquete de políticas sociales ante los ciudadanos

  • Listas de espera sanitarias de un mes como máximo, bajada de impuestos y subida de las pensiones fueron sus propuestas en RTVE para aspirar por tercera vez a la Presidencia de la Junta

Comentarios 31

Con una pregunta a bocajarro se estrenó el líder del PP-A y candidato a la Presidencia de la Junta, Javier Arenas, en el programa Tengo una pregunta para usted: el porqué de su insistencia en optar al Gobierno cuando lleva a sus espaldas varios fracasos. Arenas, oriundo de Olvera (Cádiz) pero no de Alcoy, quiso valerse del gentilicio de a los que se conoce con más moral del país para justificar que por tercera vez quiera medirse contra su Goliat particular, el candidato socialista, Manuel Chaves. Para competir con él ofreció un ambicioso paquete de políticas sociales en los que la sanidad, la educación, vivienda y jubilación coparon sus preocupaciones.

Impuestos y pensiones -en especial, las de las viudas- fueron eje de gravitación de sus primeras respuestas. Bajar los primeros y subir las segundas. Una correlación que no satisfizo a Germinal, un jubilado que le puso en cuestión. Pero Arenas se defendió con una sencilla ecuación: "A menos impuestos, más empleo, más recaudación, y entonces mejores políticas sociales hay".

Para ganar las elecciones, hace falta salud, y en este capítulo se detuvo en demasía. No dudó en recurrir a la experiencia vivida en el seno de su propia familia para demostrar su conocimiento de lo se cuece en los hospitales públicos. La receta del PP no fue sólo la corrección de la escasa red hospitalaria andaluza con más centros, sino el impulso de la Atención Primaria, anunciando su adhesión a la Plataforma Diez Minutos, y la reducción de las listas de espera a un mes. Dentro de la pregunta sanitaria formulada por Carmen, una limpiadora sevillana, iba camuflada la atención recibida por el "individuo" del que se resistió a pronunciar su nombre, Ignacio de Juana Chaos. Pese a haber sido el terrorismo uno de los principales arietes del PP contra el Gobierno socialista, esquivó la respuesta con sus medidas sanitarias.

De sus bienes poco trascendió más allá de las dos hipotecas por 30 años que pesan sobre su vivienda y su apartamento de vacaciones -al contrario de lo que le sucedió en este mismo programa hace casi un mes a Chaves, que tuvo que exponer su saldo bancario-, pero le sirvió de hilo conductor para desvelar su política en esta materia que estará basada en "no ofrecer vivienda gratis". Amparándose en el proyecto socialista que consideró falto de credibilidad de 700.000 viviendas en diez años que comprende el Pacto Andaluz por la Vivienda, aseguró que de ser presidente promoverá una bajada generalizada de los impuestos para minimizar el impacto de las hipotecas, desde bajadas del IRPF a transmisiones patrimoniales e instar a los alcaldes a las bajadas del IBI y a la disposición de suelo barato. Para contrarrestar la incredulidad de uno de los espectadores, Arenas lo fortaleció con sus propuestas en construcción, en las que comprometió 40.000 viviendas a 120.000 euros para las clases medias, y el impulso al modelo de alquiler con opción a compra.

De Finlandia a Andalucía, y a través del informe PISA, en Educación dijo no creer en los cambios de leyes constantes, y abogó por un "ambicioso" pacto por 20 años por la Educación en Andalucía. Al no querer cambios normativos, justificó su falta de apoyo a la recién aprobada Ley de Educación de Andalucía en su falta de compromiso financiero, amén del "espíritu" de la Logse que destila y que resumió en "poco exigente, poco evaluador y muy comprensivo".

Para combatir la lacra del desempleo, adelantó que tratará como "cliente de un hotel de cinco estrellas" a todo aquel empresario que invierta un solo euro en la creación de nuevos puestos de trabajo. Impregnado por el clima prenavideño, Arenas dijo tener "ilusión" ante la convocatoria electoral del 9 de marzo de 2008. Una esperanza sostenida en los resultados de su partido de la última consulta municipal, y que confió le lleven a presidir el próximo Ejecutivo autonómico y situar a Andalucía entre las primeras posiciones de España y Europa, algo que, increpando a su principal adversario como ya acostumbra en sus mítines, resolvió preguntando: "¿Manolo [Chaves], por qué no lo habéis hecho en 25 años?".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios