El Ayuntamiento de Almonte lleva al juez la compra de suelo de un parque industrial

La empresa municipal almonteña Avantur (nacida en 2000 bajo el nombre Inin El Tomillar para la gestión, promoción y venta de suelo industrial) denunciará la semana que viene a ocho antiguos miembros de su propio consejo de administración y al empresario inmobiliario G.R.G.F. por la comisión supuesta de irregularidades en las maniobras de compraventa de los terrenos sobre los que debe asentarse el polígono Camino Alto de la localidad.

El borrador de la demanda apunta directamente como presuntos culpables de delitos de cohecho, prevaricación, malversación de fondos públicos, maquinación para alterar el precio de las cosas y falsificación documental al diputado José Villa y a los ex ediles Domingo Núñez y Domingo de Guzmán Blanco, además de arquitectos y distinto personal que integró el consejo de administración de la sociedad consistorial hasta la cita electoral de 2011.

En el resumen final del texto que llegará a los juzgados se especifica que los demandados, en particular Villa y G.R.G.F., "realizaron una serie de acuerdos entre ellos anteriores a 2007 de forma verbal por los cuales las empresas" del segundo adquirirían una parcela que estaba inserta en la creación del polígono industrial Camino Alto de Almonte "para obtener beneficios en la reventa de la finca a una empresa pública", la actual Avantur, un provechoso margen de 528.600 euros al que hay que sumar "la igualación de los precios de las parcelas en beneficio de la mercantil privada y en detrimento de la pública". En el documento se recalca que cuando la crisis económica se aposenta la empresa de G.R.G.F. Parque Industrial y se Servicios Camino Alto SL "se desprende de sus obligaciones respecto de la construcción, que sería una inversión por su parte que difícilmente vendería en época de crisis".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios