El Ayuntamiento de La Línea sigue paralizado por no pagar las nóminas

  • Los trabajadores continuarán su asamblea hasta cobrar dos meses · Piden ayuda a la Junta y a la Diputación de Cádiz

El Ayuntamiento de La Línea del a Concepción (Cádiz) se quedó ayer paralizado por segundo día debido a la asamblea permanente convocada por los trabajadores por el retraso en el pago de sus nóminas, seis en el caso de los funcionarios y siete en el de los trabajadores laborales. Y advierten que no piensan abandonar hasta cobrar, al menos, dos de las mensualidades que se les adeudan. La actividad municipal fue nula durante toda la jornada a excepción de la Policía Local, el Centro de Encuentro y Acogida (CEA) y los pisos asistidos estuvieron funcionando con servicios mínimos.

La UGT, CCOO y USO explicaron en la asamblea a los trabajadores que iban a pedir a los cuatro partidos de la Corporación municipal (PSOE, PP, PA e IU) que acudan con ellos el lunes a Cádiz para hablar con responsables de la Diputación Provincial y el martes, a Sevilla, para hacer lo propio con la Junta de Andalucía, con la finalidad de pedir que ambas administraciones ayuden a paliar la crítica situación económica del ayuntamiento. Los sindicatos también explicaron que la alcaldesa , la socialista Gemma Araujo, se había comprometido a convocar a los portavoces de los grupos políticos ayer mismo para trasladarles tal petición.

A media mañana, alrededor de 300 trabajadores partieron hacia la Aduana de Gibraltar, lo que provocó importantes retenciones de tráfico. En los accesos al recinto aduanero les aguardaban varios cordones policiales. Sindicalistas y trabajadores intentaron pasar el cordón policial pero fue imposible y se produjo un forcejeo. Algunos recibieron golpes de algunos de los agentes, que emplearon sus defensas.

Esta situación provocó la reacción airada de los manifestantes, que recordaron que son 800 las familias afectadas por el impago del Ayuntamiento y, como recordó, el secretario provincial de la FSP de la UGT, José Porras Naranjo, son personas que "no tienen para comer", recriminando la actuación de la que llamó "policía de Franco".

Durante más de media hora permaneció cortado el tráfico en la Aduana, tanto en la entrada como en la salida de Gibraltar. .

Los sindicatos pidieron unidad a la plantilla municipal e informaron de que fletarán seis autobuses para ira a Cádiz y Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios