CCOO, UGT e IU se alían para convertir el 8-M en el punto de partida de la igualdad real

  • Los sindicatos y la federación de izquierdas llaman a la participación en la huelga feminista

Inmaculada Nieto flanqueada ayer en Sevilla por Carmen Castilla y Nuria López. Inmaculada Nieto flanqueada ayer en Sevilla por Carmen Castilla y Nuria López.

Inmaculada Nieto flanqueada ayer en Sevilla por Carmen Castilla y Nuria López. / m. g.

Este 8 de marzo será el primero de la historia con dos mujeres al frente de los dos grandes sindicatos de Andalucía. A sólo cinco días de la huelga feminista, las secretarias generales de CCOO y UGT, Nuria López y Carmen Castilla, se reunieron ayer con Inmaculada Nieto, responsable de Política Institucional de IU, para abordar cómo afrontarán las tres organizaciones una "jornada histórica" que debe ser "un preámbulo a la construcción de un sistema alternativo "en pie de igualdad".

Nieto destacó la necesidad de consolidar el 8-M "como un hito" para eliminar los obstáculos que impiden que mujeres y hombres "tengamos un espacio en la vida, en la relación económica, en la doméstica, en la promoción profesional, en el acceso a la educación, a las oportunidades o a los derechos que se pueda considerar equitativo". La dirigente izquierdista aseguró que queda "un amplio trabajo por delante", que implica no sólo "modificaciones legislativas o presupuestarias", sino "un cambio de paradigma, de impugnación de un modelo cultural que no nos permite desde la infancia asumir el respeto mutuo como norma habitual de convivencia".

El 8-M vamos a reclamar lo nuestro, que no es quitar nada a los hombres"

Por su parte, Nuria López defendió que "hay motivos para esta huelga, pero no es un fin en sí mismo, sino es un instrumento para el día después, por una sociedad libre e igualitaria y que habla en femenino". Por ello, CCOO llama a secundar la huelga en los centros de trabajo y a que la ciudadanía se sume a las movilizaciones de por la tarde para decirle al Gobierno, a los partidos "que van de modernos" y a los lobbies que "queremos una sociedad libre e igualitaria, que hable en femenino, y donde sin miedo hombres y mujeres podamos decir que hemos alcanzado la plenitud de derechos como trabajadores y trabajadoras de primera".

López defendió que "comparten elementos troncales con IU de cara a este 8-M" e insistió en que "la huelga es un instrumento en manos de los trabajadores que permite avanzar, recuperar derechos y denunciar situaciones y, en este caso, van acompañadas de grandes movilizaciones convocadas por organizaciones sociales para denunciar la situación que vivimos el conjunto de las mujeres".

Su homóloga en UGT, Carmen Castilla, calificó el 8-M como una jornada "histórica porque las mujeres hemos entendido que vamos a reclamar lo que es nuestro, que no es quitar nada a los hombres, sino que se trata de reclamar aquellos aspectos de la vida laboral, social y política que nos corresponden". Castilla recordó que "las leyes están muy bien, pero hay que cumplirlas" y reclamó que "deben introducirse sanciones coercitivas para aquellos empresarios que no la cumplen". En este sentido, Castilla explicó que "hay una Ley de Igualdad maravillosa de 2007 que no se cumple", ya que "esta ley indica que las empresas con más de 250 trabajadores tienen que tener un plan de igualdad, pero hay más de 4.000 empresas y sólo hay 189 planes de igualdad acordados y negociados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios