El CSIC alerta de los "síntomas de enfermedad" del agua en Doñana

  • El director de la Estación Biológica reclama una ampliación del Corredor Verde

Comentarios 2

El director de la Estación Biológica de Doñana y del CSIC en Andalucía, Fernando Hiraldo, advirtió ayer del estado preocupante que presentan las aguas en Doñana, y lo hizo en un acto en Sevilla el que se conmemoró el décimo aniversario de la rotura de la balsa de residuos mineros de Boliden en Aznalcóllar. Hiraldo, que dio un "sobresaliente alto", a la forma en la que se abordó la recuperación del río Guadiamar, recalcó, sin embargo, que "quedan muchas cosas por hacer si lo que queremos es tener una Doñana segura".

"Si queremos defender Doñana de nuevos peligros es necesario ampliar el programa 2005 al menos hasta 2020. El parque tiene un problema muy serio de calidad de las aguas, aunque ya no por vertidos minerales, que hay que abordar, además de la recuperación del acuífero", recalcó Hiraldo en la sede de la exposición que, con motivo del décimo aniversario del accidente de Aznalcóllar ha organizado el CSIC en el Pabellón del Futuro en la Isla de la Cartuja.

Hiraldo apeló al dicho popular de más vale prevenir que curar y advirtió que "el agua de Doñana empieza a mostrar síntomas de enfermedad".

El director de la Estación Biológica reclamó también una ampliación del Corredor Verde, el paisaje protegido que hoy ocupa la cuenca del Guadiamar que se vio afectada por el vertido. El CSIC se une así a la reclamación de distintos grupos ecologistas que exigen a la Junta que este espacio llegue por el sur hasta las marismas del Guadalquivir y que en su zona norte conecte finalmente con Sierra Morena, con lo que se conseguiría el objetivo de que funcionara realmente como espacio seguro para el paso de los animales.

La directora de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía, Rosario Pinto -que también participó en este acto donde se presentó un volumen que recoge los resultados de las investigaciones realizadas en la zona durante esta década-, destacó el "innegable" éxito de la regeneración de las más de 4.600 hectáreas del cauce del río Guadiamar que quedaron contaminadas por los seis millones de metros cúbicos y aguas ácidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios