El CSIC sitúa a los primeros pobladores del espacio de Doñana hace 5.500 años

  • Los científicos constatan que el parque se habitó antes de lo que se pensaba hasta ahora gracias al hallazgo de una pieza que encontró una niña de 8 años · Se han sumado ya una veintena de restos del Neolítico

A ojos del profano son simples piedras, mientras que desde un prisma netamente arqueológico se trata de útiles del neolítico. Es el resultado de una investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en paralelo al Museo de Gibraltar, que concluye que estas herramientas fueron halladas en pleno corazón de Doñana, en concreto, a escasa media legua del Palacio de Marismillas, donde el organismo estatal y la Estación Biológica de Doñana (EBD) presentó ayer las 20 piezas que sitúan a los primeros pobladores del espacio natural en el año 3.000 antes de Cristo.

Se certifica así que la actividad en la Reserva de la Biosfera se remonta varios siglos antes de lo que se había estimado hasta ahora, según el director de la EBD, Juan José Negro. Esto implica "reconfigurar" las creencias que se tenían sobre las primeras huellas humanas en el Parque, que se centraban en los restos romanos, más concretamente, en el Cerro del Trigo.

El conjunto de veinte piezas fueron recogidas a cielo abierto. Es decir, no ha sido necesario realizar excavación alguna, lo que hubiera obligado a contar con los permisos pertinentes. Así lo adelantó Francisco Giles, ex director del Museo Arqueológico del Puerto de Santa María, quien anunció que el objetivo ahora es solicitar esas autorizaciones pertinentes a la Junta de Andalucía para realizar "un estudio geoarqueológico con mayor profundidad, que incluiría prospecciones sistemáticas en superficie".

En paralelo, el arqueólogo destacó que las piezas "no necesariamente" pudieron haber pertenecido a individuos originarios de Doñana, sino que podría tratarse de "miembros de asentamientos en el entorno de la Bahía de Cádiz que se desplazaron a la zona para cazar, pescar y mariscar".

Lo curioso (aún más) de este inusitado hallazgo es que se deba a la suerte, a una pequeña de 8 años que visitaba con sus compañeros de escuela el Parque y encontró una primera piedra en el interior de un alcornoque en los alrededores de la Vera de Doñana, concretamente, una pieza de sílex. A ellas se sumaron las otras veinte, entre las que se encuentran restos de cerámicas con elementos decorativos y herramientas elaboradas también en sílex. Dentro del conjunto los investigadores han destacado un hacha pulimentada, que goza de un excepcional estado de conservación si tenemos en consideración los milenios expuestos en el manto eólico propio de Doñana. Los núcleos son una suerte de cantos rodados de sílex que los antiguos pobladores golpeaban para obtener de ellos finas láminas que usaban como cuchillas. Estas piedras se insertaban en un trozo de madera o hueso y podían utilizare para tareas como cortar o cazar.

En la rueda de prensa en la que se presentaron las herramientas estuvieron presentes el alcalde de Almonte, José Antonio Domínguez; José Fiscal, delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía; Esperanza Cortés, directora de Espacios Naturales y Participación Ciudadana, así como representantes políticos e institucionales del peón de Gibraltar.

El nuevo rector de la EBD también aprovechó la ocasión para anunciar que la institución que dirige ha sido reconocida como Centro de Excelencia Severo Ochoa, lo que "me llena de orgullo y nos sitúa en primera línea de investigación en España, siendo además la única entidad que recibe esta distinción de las que trabaja en pos de la defensa del Medio Ambiente.

Por su parte, el primer edil almonteño destacó que investigaciones de esta índole corroboran cómo el hombre ha convivido en este territorio en comunión con la naturaleza y respetando su entorno. Por último, el delegado del Gobierno de la Junta avanzó su intención de acelerar el trabajo para que estos hallazgos figuren en el Catálogo Histórico de Andalucía.

El destino de estas piezas aún está por decidir. El director de la Estación Biológica de Doñana aseguró que en este espacio pueden "custodiarlas", aunque la última palabra la tendrán las autoridades competentes en materia de conservación del patrimonio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios