Caballos en los dominios de Neptuno

  • El espectáculo 'Cómo bailan los caballos andaluces' vuelve al muelle dejando imágenes para el recuerdo

No por repetida, la escena deja de ser impactante. Caballos bailando al son de la música con un telón de fondo salpicado de mástiles, de veleros con tanta historia que la pronunciación de su nombre basta para evocar leyendas. La Gran Regata 2012 no estuvo completa hasta que el ballet de la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre inició su espectáculo Cómo bailan los caballos andaluces. Desde tempranas horas de la tarde ya eran decenas los visitantes que cogían sitio para asistir en el estadio hípico instalado para la ocasión. Con música netamente andaluza y española, los jinetes, vestidos a la usanza del siglo XVIII, realizaron una coreografía extraída de los reprises de Doma Vaquera y Clásica y de otros trabajos de la equitación tradicional.

Tanto ayer como los días sucesivos, jinetes y caballos escenificaron las obras Ritmo andaluz, Al son de la garrocha, Paso de cuatro, Trabajos en la mano, Riendas largas y Son y ritmo.

La expectación en el muelle fue creciendo conforme los caballos comenzaron a circular y a avanzar con ese trote elegante que llevan en la sangre, como si del mejor ballet equido del mundo se tratara, que de hecho es lo de que se trata, porque el espectáculo Cómo bailan los caballos andaluces es una de esas cosas que ningún visitante a la provincia de Cádiz debiera perderse. Coincidiendo con las Grandes Regatas, la Real Escuela de Arte Ecuestre de Jerez regala a los gaditanos un muestrario de su arte, de un arte que es embajador del país en todo el mundo, con caballos de sangre árabe que son auténticos tesoros que reposan sobre cuatro patas. Entre los más asombrados por las imágenes, multitud de pequeños que veían por primera vez a estos caballos bailarines que rezuman energía y arte. Posiblemente todos retendrán en su memoria el espectáculo y el marco incomparable del muelle de Cádiz repleto de grandes veleros. En los últimos 12 años han venido en tres ocasiones. Se hacen de rogar, pero la espera merece muchísimo la pena.

En esta ocasión la REAAE ha desplazado a Cádiz 33 caballos, que van cambiando a lo largo de los espectáculos que tendrán lugar hasta mañana sábado. El equipo de la institución ecuestre estará conformado por 26 personas entre jinetes, personal técnico y equipo directivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios