Cae una red que introducía hachís a través de embarcaciones de recreo

  • La droga, procedente de Marruecos, llegaba a las costas de Málaga, Granada y Málaga para ser distribuída por toda España. Tras siete meses de investigación, once personas han sido detenidas.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una red dedicada a introducir grandes cantidades de hachís en España con embarcaciones de recreo. Este grupo trasladaba la droga desde Marruecos hasta las costas de Málaga, Granada y Málaga para ser distribuida posteriormente en otros puntos de la geografía española. 

Según informa la Policía en un comunicado, durante la denominada 'operación Mousse' han sido detenidas once personas, todas ellas ya en prisión por orden judicial y entre las que figuran el jefe de la organización en España y su lugarteniente, y se han aprehendido 40 kilos de estupefacientes. Varios de los detenidos, controlados por el cabecilla, proporcionaban la embarcación de recreo y al piloto, mientras que la red con la infraestructura necesaria en Almería y Granada para la recogida y almacenamiento de la mercancía.

La investigación se inició el pasado mes de enero cuando se tuvo conocimiento de la existencia de una organización delictiva asentada en Melilla, Almería, Málaga y Granada responsable de la introducción en España de importantes partidas de hachís procedente de Marruecos y de su posterior distribución. Las primeras pesquisas llevaron a los agentes hasta el cabecilla de la red en España, afincado en la provincia de Almería. Esta persona negociaba directamente con los proveedores para adquirir la sustancia estupefaciente y controlaba a diferentes personas asentadas en Málaga que proporcionaban a la organización el piloto de la embarcación usada para trasladar la droga hasta las costas españolas de Granada y Almería.

Tras varias pesquisas, los agentes averiguaron que, si bien el grupo delictivo había utilizado diversos métodos para introducir el hachís procedente de Marruecos, el más habitual era el uso de embarcaciones de recreo. Una vez se encontraba el estupefaciente en las costas españolas, extraían la carga para posteriormente transportarla en vehículos a otros puntos de la geografía española. A su vez, la organización contaba con personas residentes en distintas ciudades del territorio español que permanecían en estado "durmiente", hasta que eran requeridos por su jefe para activar y ejecutar el trabajo que les encomendaba. Tales misiones comprendían entre otras, la búsqueda de camiones y coches para el traslado de la mercancía, búsqueda de lugares para ocultarla y la captación de "clientes", otros narcotraficantes a mediana escala.

El pasado mes de marzo, los investigadores detectaron que la organización iba a trasladar desde Málaga una partida de hachís hasta el País Vasco. Por este motivo se estableció un dispositivo para abortarlo y arrestar a los responsables, que se saldó con la detención de dos personas y la incautación de 27 kilogramos ocultos en un doble fondo de un vehículo en la autovía A-44, dirección Bailen, gracias a la colaboración de agentes de la Guardia Civil en Maracena (Granada). Posteriormente, fueron detenidas otras seis personas más en Almería entre las que se encuentra el responsable de materializar las ventas de hachís. 

Más adelante, los investigadores supieron que la red había comenzado los preparativos para llevar a cabo una nueva operación. Los policías averiguaron que el líder de la organización preparaba la venta de una importante cantidad de hachís procedente de Marruecos a personas que se iban a desplazar hasta la ciudad de Almería. Fueron intervenidos 10 kilogramos de hachís y dos vehículos. Durante los siete meses que ha durado las investigaciones, han sido incautadas diversas prácticas del estupefaciente, algo más de 40 kilos. Además, han sido intervenidos siete vehículos, una embarcación de recreo propiedad de uno de los arrestados en Málaga, 30 teléfonos móviles, varios GPS para navegación y documentación de interés policial. 

La investigación ha sido llevada a cabo por parte del Grupo I de la UDYCO de la Comisaría Provincial de Almería, en colaboración con EDOA II de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga y la Agencia Tributaria de la misma localidad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios