Castilla ensalza la valentía de la cúpula de UGT-A ante un "trabajo muy duro"

  • La reelegida secretaria general del sindicato reivindica una "nueva forma de hacer economía"

"Valientes". De esta manera se refirió ayer la secretaria general de UGT-A, Carmen Castilla, a los miembros de la nueva y "fuerte" comisión ejecutiva del sindicato en Andalucía, que "no han dudado ni un momento cuando se les ha llamado" y a quienes les viene un trabajo "muy duro".

Reelegida ya como máxima dirigente del sindicato en la comunidad después de obtener el 71,37% de los votos en el XI congreso de la organización celebrado este fin de semana en Bormujos, Castilla precisó que "si UGT no existiera, habría que inventarla". La secretaria general de la central hizo hincapié en que los 12.000 delegados del sindicato en empresas en Andalucía son "el orgullo" del mismo, al tiempo que recordó a los más de 150.000 afiliados.

"Menos mal que estábamos en la UCI, ya quisieran otros tener esta cantidad de afiliados y muchos más simpatizantes que no pueden pagar la cuota sindical por la alta tasa de riesgo de exclusión social existente en Andalucía", subrayó Castilla. La líder sindical reclamó sobre todo el trabajo de UGT-A de cara a la prevención de riesgos laborales, para que "ningún trabajador pueda perder la vida en el puesto de trabajo", y también insistió en la derogación de la reforma laboral y la recuperación de la negociación colectiva como "herramienta fundamental".

Castilla reclamó además, en la sesión de clausura del cónclave, "otra forma de hacer economía, más humana y más ética y en la que los beneficios del capital se destinen a que la vida de los ciudadanos sea mejor". La secretaria general puso el énfasis en que se puede hacer otro tipo de economía que pase por "recuperar lo público" y "echar a un lado los decretos que merman la devolución de los derechos a los empleados públicos".

Además de pedir un plan especial de empleo para Andalucía, un plan de industrialización, y conseguir que "los jóvenes se queden aquí y no perder más capital humano", Castilla hizo un llamamiento a la juventud, que "se tiene que afiliar, tiene que saber que el sindicato puede ser una herramienta magnífica".

Por su parte, el secretario general de la UGT, José María Álvarez, reconoció que "ha bajado la percepción social" del sindicato y abogó por "recuperarla a través de propuestas y de iniciativas", como la iniciativa legislativa popular (ILP) que quiere llevar en mayo 500.000 firmas al Congreso para reclamar una renta garantizada. "Estamos cargados de propuestas para construir un país mejor que olvide años de miseria y los momentos de gran dificultad que hemos vivido, pero tenemos que conseguir para ello hablar el lenguaje que se habla en la calle y que los trabajadores sepan que sus problemas no son sólo suyos, que les ponemos voz y solución".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios