Castril se moviliza por un quebrantahuesos que murió por un cebo envenenado

  • El Ayuntamiento se personará en la causa judicial, arremete contra el Seprona y pide a Medio Ambiente más vigilancia

El alcalde de la localidad granadina de Castril, el socialista José Juan López Ródenas, ha ordenado la convocatoria de un pleno de carácter extraordinario en el que se solicitará a la corporación municipal que se persone como acusación particular en el proceso judicial que investiga el uso de cebos envenenados, tras hallarse el pasado martes el cadáver de un quebrantahuesos en una finca del municipio.

En un comunicado, el Ayuntamiento lamentó "profundamente" la muerte en la Sierra de Castril de este ejemplar, uno de los cuatro quebrantahuesos liberados el pasado mayo en el parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén).

El alcalde de la localidad mostró su confianza en que se realice una investigación "exhaustiva" para localizar y juzgar a quien colocó los cebos envenenados, si bien manifestó que la muerte de este animal en peligro de extinción es "responsabilidad de todos".

López Ródenas arremetió de forma inusitada contra los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) que trabajan en la zona, quienes, a su juicio, "parece que sólo realicen batidas con perros especializados y encuentran los cebos cuando ya no hay remedio".

El alcalde pedirá también a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía que realice una "potente" campaña de sensibilización contra el uso de cebos envenenados y que potencie la vigilancia en el Parque Natural para evitar "hechos tan lamentables" como el de la muerte de este quebrantahuesos.

Medio Ambiente ha iniciado el proceso sancionador contra un coto de caza en el municipio, al que culpa de la muerte de dos de los nueve quebrantahuesos reintroducidos en Andalucía en los dos últimos años.

Esta especie llevaba desaparecida de los cielos andaluces hace más de 20 años. En 2006, Medio Ambiente comenzó el proceso de reintroducción del quebrantahuesos, una de las aves carroñeras más amenazadas del planeta. En España, las mayores poblaciones se localizan en los Pirineos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios