Chaves y Arenas elevan el tono de las acusaciones sobre el caso Matsa

  • El ex presidente de la Junta insta a dimitir a dirigentes del PP por el "montaje" · El líder popular avisa que sólo es el inicio de los nepotismos socialistas

El caso Matsa, sobre la polémica subvención de 10 millones de euros por parte de la Junta de Andalucía a la empresa donde trabaja la hija de Chaves, amenaza con continuar como culebrón de verano. Los principales protagonistas, Chaves y el líder del principal partido de la oposición, Javier Arenas, elevaron ayer el tono de sus declaraciones y arremetieron duramente el uno contra el otro. Si Chaves instó a dimitir a los dirigentes populares que han organizado este "montaje", Arenas auguró al ex presidente de la Junta que no se retirará en el cargo como vicepresidente tercero del Gobierno.

Chaves consideró que "algunos dirigentes del PP se tendrían que plantear la dimisión por haber mentido y manipulado" tras demostrarse que el caso Matsa era "un montaje". Así lo aseguró ayer Chaves en una entrevista al diario Público, recogida por Europa Press, cuando se le pregunta por el archivo de la denuncia que Manos Limpias presentó contra él por este asunto al no hallar indicios de que su actuación pueda conllevar los delitos de tráfico de influencias y prevaricación.

"Se ha puesto en evidencia que todo ha sido un montaje, una auténtica basura política, derivada del rencor político y para tapar las vergüenzas del PP, cuyos dirigentes han actuado sin escrúpulos, de una forma amoral", protestó Chaves, quien admitió que le ha sorprendido especialmente la actuación del líder del PP andaluz, Javier Arenas. "No esperaba que llegara tan lejos", confiesa.

En el lado opuesto, el presidente del PP-A, Javier Arenas, aseguró ayer que no existe en su partido ninguna finalidad de "daño personal" contra el ex presidente de la Junta y actual vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves -al que no ve acabando la legislatura de ministro-.

Arenas explicó en una entrevista con Europa Press que la estrategia del PP no pasaba por la interposición de la querella contra Chaves en el Tribunal Supremo, sino por que se investigara, a fondo, en el Parlamento, de manera que, si de esa investigación se derivaban responsabilidades jurídico-individuales, su partido iría a los tribunales. "Chaves se ha pasado semanas invitando al PP a que fuéramos a los tribunales y, al final, hemos aceptado esa invitación, rompiendo nuestra estrategia inicial que pasaba por la investigación parlamentaria", apuntó Arenas, quien criticó que el PSOE lleve quince años sin aceptar una comisión de investigación en la Cámara. El líder del PP no descartó volver a pedir una comisión de investigación.

Arenas agregó que, desde el principio, sin embargo, el PP tenía decidido acudir a la jurisdicción contencioso-administrativa para que se declarara la "incompatibilidad" de Chaves. Arenas advirtió de que la "historia de los abusos en relación con las familias" en el socialismo andaluz "no ha hecho más que empezar y, probablemente, haya asuntos en los próximos meses y años que tengan todavía más importancia que Matsa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios