Un centenar de personas increpa a Chaves en la inauguración de la reforma del Puente Romano de Córdoba

  • El presidente de la Junta reduce las críticas al Puente Romano a "la anécdota"

Comentarios 1

El Puente Romano se abrió el miércoles a la experiencia directa de los ciudadanos, que ya no tienen que confiar en lo que otros dicen de él. El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, cortó ayer la cinta de la inauguración institucional entre los parabienes de unos y la ruidosa oposición de una plataforma contraria, que se hizo notar durante el acto de apertura al público con sus protestas. El responsable de la institución promotora del proyecto efectuó ayer una defensa de la actuación, aunque aseguró respetar a las personas que tienen una opinión contraria de los resultados.

"Se ha respetado la esencia del monumento", aseveró Chaves, quien recorrió el Puente Romano acompañado de una amplia comitiva que encabezaban la alcaldesa, Rosa Aguilar, y la consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, junto con un numeroso grupo de altos cargos institucionales y representantes de diversos sectores de la ciudad. Chaves calificó de "anecdótica" la oposición al resultado de la restauración y manifestó que no parece compatible el amor al patrimonio con las faltas de respeto que sufrió ayer mismo el arquitecto de la obra, Juan Cuenca. En cualquier caso, aseguró que han sido "poquitas personas" -en torno a un centenar- quienes finalmente se manifestaron ayer contra la reurbanización realizada por la Junta de Andalucía.

Manuel Chaves tiró de su larga experiencia en inauguraciones de este tipo para asegurar que, siempre que se efectúa una restauración con arquitectos de hoy, existen opiniones divergentes. Sin embargo, aseveró que los ciudadanos "se acostumbrarán" a la nueva imagen del puente, y específicamente del tablero, que es donde se han producido más cambios relativos a cuestiones como el ensolado, el sistema de iluminación o el mobiliario urbano incluido en el proyecto.

La alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, sí realizó una defensa cerrada del resultado del proyecto de intervención, a pesar de que el Ayuntamiento no ha sido parte de esta cuestión. "Córdoba gana un espacio emblemático para el disfrute", manifestó la regidora, "más allá de la polémica sobre el granito" utilizado para la plataforma peatonal del pavimento. Aguilar recordó la enorme importancia del puente como elemento de comunicación peatonal con la zona Sur. Fue el anterior gobierno municipal -con José Antonio Cabanillas como teniente de alcalde de Seguridad y Tráfico- quien decidió el cierre total del paso para los vehículos a motor.

Rosa Aguilar reclamó a la ciudadanía que adopte "con tranquilidad y respeto" el nuevo perfil del Puente Romano, que recupera la imagen previa a la intervención de los años 20 del pasado siglo, que sirvió para adaptar el monumento al paso masivo de vehículos a motor. "Las dos orillas del Guadalquivir se encuentran hoy más cerca", dijo la regidora. Aguilar aseveró que las diversas operaciones realizadas en el Guadalquivir han generado un paseo fluvial extraordinario.

El tercer personaje del día fue el autor del proyecto, Juan Cuenca. El arquitecto, que recibió las críticas de los opositores y las felicitaciones de las personas que aprueban su propuesta, reconoció que no era su intención "hacer un puente para los gustos de ahora". Manifestó que cada época ha realizado la intervención en el monumento con la mejor tecnología y los medios materiales más duraderos. "Eso es lo que hemos hecho en este caso", aseguró.

más noticias de ANDALUCÍA Ir a la sección Andalucía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios