Chaves recurre la sentencia absolutoria del caso espionaje

  • El juez considera que los dos periodistas de 'El Mundo' acusados por el PSOE actuaron de acuerdo a los requisitos constitucionales al publicar la información

Ni un solo condenado en el caso de espionaje con el que los socialistas Manuel Chaves y Luis Pizarro sentaron en el banquillo a los periodistas del diario El Mundo Francisco Rosell y Javier Caraballo, al que fue presidente de la Caja San Fernando, Juan Manuel López Benjumea, y al detective Joaquín Corpas.

Francisco José Guerrero, titular del Juzgado de lo Penal número 3 de Sevilla, absuelve a los informadores al entender que "no es exigible en la noticia una absoluta certeza o acomodación a la verdad, sino sólo una actuación diligente". Por lo tanto, considera que no incurrieron en ningún delito al publicar en su diario, en noviembre de 2001, una noticia sobre el espionaje que supuestamente había sufrido López Benjumea por orden de Chaves y otros dirigentes del PSOE para intervenir en el proceso de renovación de cargos en el que entonces estaban inmersas las cajas de ahorros.

El fallo afirma que la información de El Mundo cumplió todos los requisitos constitucionales, pues los periodistas fueron informados de la denuncia por el delegado del Gobierno, la contrastaron con López Benjumea, con el detective y luego vieron y escucharon el vídeo, que los peritos calificaron de manipulado y del que han desaparecido las dos copias.

Para el magistrado, López Benjumea y el detective al que contrató tampoco cometieron un delito de injurias porque "obtienen determinada información y no realizan actos para que esta noticia sea publicada y tampoco pueden manejar la actuación profesional de los informadores", pues "no pueden influir sobre periodistas de un medio de importancia que antes no estuvieran decididos a publicar la información".

Manuel Chaves y Luis Pizarro ya han anunciado que recurrirán la sentencia. "Nos asiste el derecho al recurso y lo vamos a ejercer en aras a la reposición del daño político y personal que nos ha causado la pública difusión de la grave y falsa imputación de haber ordenado el espionaje de terceras personas", señaló Pizarro, secretario de organización del PSOE-A. Éste agregó que su actitud no debe entenderse como "un ataque a la libertad de expresión". Los socialistas demandaron una condena de 14 meses de multa, con una cuota diaria de 300 euros para López Benjumea y de 200 euros diarios para los dos periodistas.

La Asociación de la Prensa de Sevilla consideró la sentencia como "un respaldo a la libertad de expresión y de información", una lectura similar a la que hizo el director del El Mundo en Andalucía, Francisco Rosell.

El presidente del PP-A, Javier Arenas, exigió responsabilidades políticas al presidente de la Junta por el "escándalo que ha organizado". Diego Valderas, de IU, recomendó a Chaves no continuar con la confrontación y el secretario general del PA, Julián Álvarez, le reclamó una disculpa pública.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios