Chaves propone unidades específicas para abortos en hospitales públicos

  • El presidente andaluz apuesta por incentivos para el personal sanitario sin problemas de conciencia que trabaje en estos centros · El 5% de las interrupciones se realizan en la sanidad pública

Comentarios 14

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, entró ayer en el debate sobre la reforma de la legislación del aborto y las facilidades que tienen las mujeres para realizar una interrupción voluntaria del embarazo en un centro público. Chaves, durante una entrevista en RNE, propuso la creación de "unidades singulares específicas" para realizar abortos en hospitales del sistema público de salud. El presidente andaluz precisó que estas unidades estarían integradas por "médicos que estén incentivados y no aleguen objeción de conciencia". Para Manuel Chaves, ha llegado el momento de hacer autocrítica sobre cómo aborda la sanidad pública este asunto ya que, sostuvo, menos de un cinco por ciento de los abortos se practican en estos hospitales.

"Es cierto que hay objeción de conciencia, pero creo que en la sanidad pública de las diferentes comunidades autónomas se pueden abrir en los hospitales o en los centros algunas unidades singulares específicas con médicos que estén incentivados y no aleguen objeción de conciencia", explicó el también presidente del PSOE, que apostó por "abrir la sanidad pública a atender ese derecho de las mujeres cuando quieran ejercerlo".

La portavoz del PP andaluz en el Parlamento, Esperanza Oña, respondió al presidente sobre si hay garantías de que aquellos médicos que no quieren practicar abortos en la sanidad pública alegando motivos de conciencia luego no lo hacen tampoco en clínicas privadas.

Los últimos datos cerrados de la Consejería de Salud sobre la interrupción voluntaria del embarazo en Andalucía, correspondientes al año 2005, señalan que un 39,98 por ciento de las mujeres iniciaron el proceso en un centro de planificación familiar público. Un 46,87 por ciento no acudió a ningún centro de planificación. Salud no especifica cuántas de estas interrupciones se realizaron luego en hospitales del SAS. Un total de 17.683 andaluzas interrumpieron voluntariamente su embarazo en 2005. Durante 2006, según los datos provisionales de la Consejería de Salud, la cifra se elevó hasta 18.387 abortos.

Chaves se reservó su opinión sobre si esta norma debe ser revisada en la próxima legislatura, tal y como han propuesto algunas voces socialistas. "Lo que es positivo en estos momentos es abrir un periodo de reflexión sobre los cambios, si es que hay que introducirlos por los problemas o ambigüedades que han podido detectarse tras 22 años de vigencia", insistió el presidente andaluz, que quiso dejar claro que "lo que se necesita y lo que vamos a hacer desde el PSOE es abrir un periodo de reflexión sobre los resultados obtenidos con la aplicación de la ley del aborto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios