Cientos de inmigrantes claman contra el retraso en los 'papeles'

  • La Subdelegación del Gobierno en Almería defiende el trabajo de los funcionarios

Más de un millar de personas, en su mayoría de origen inmigrante, participaron ayer en Almería en una protesta para denunciar la aplicación "injusta e insolidaria" de las leyes y reglamento de Extranjería en la nueva oficina de Almería abierta en el barrio de San Luis desde el año 2007. Denunciaron las "innumerables trabas y controles abusivos" que casi a diario sufren miles de personas de otros países. Los manifestantes expusieron que el plazo medio de tramitación de los expedientes que terminan en denegación es de 18 meses, lo que obliga a los empresarios y a los empleadores a tener "mano de obra irregular e incumplir la ley".

La Subdelegación del Gobierno de Almería expuso que la Oficina de Extranjería se ajusta a la ley y defendió el trabajo de los funcionarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios