Concluye el rastreo de Amy tras la recogida de materiales para su análisis

  • La búsqueda, en la que han participado más de doscientas personas de distintos cuerpos, ha concluido sin el hallazgo de pistas relevantes

El rastreo organizado hoy en Mijas para intentar localizar alguna pista sobre el paradero de Amy Fitzpatrick, la joven irlandesa de 15 años desaparecida desde el pasado día 1, ha concluido sin el hallazgo de vestigios relevantes, aunque se ha recogido material para su posterior análisis.

El dispositivo de búsqueda, compuesto por más de doscientas personas distribuidas en doce grupos con la participación de agentes de la Guardia Civil, Policía Local de Mijas, Protección Civil, Cruz Roja y Bomberos, comenzó a las 9.45 a peinar un radio de seis kilómetros alrededor de las urbanizaciones en las que fue vista por última vez y donde se encuentra su domicilio, y se dio por concluido a las 15.00.

Fuentes de la investigación han explicado que se han encontrado elementos que merecen ser estudiados, algo previsible dado que se trata de una zona con cierto tránsito de personas, pero a priori no se ha hallado nada de relevante.

Las tareas, coordinadas por la Guardia Civil y que han contado con el apoyo de un helicóptero de este Cuerpo, otro del 112 y de perros adiestrados, se han restringido a personal especializado con el fin de preservar posibles indicios.

En la batida han participado agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, todas las patrullas del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) del instituto armado en la provincia, el Grupo Rural de Seguridad con destino en Sevilla y equipos de investigación y Policía Judicial.

A estos efectivos se ha sumado voluntariamente un grupo de ocho bomberos de la localidad malagueña de Ronda, que han decidido desplazarse a Mijas para colaborar tras concluir a las 9.00 su jornada laboral.

El coordinador en Málaga del servicio de emergencias 112 Andalucía, Francisco Ortega, ha señalado que la zona de la búsqueda es un terreno quebrado con una vegetación no muy intensa.

Según Ortega, en la investigación de la Guardia Civil la batida es sólo un elemento más para descubrir algún elemento sospechoso en la zona y para eliminar otras posibilidades, y no supone que haya un elemento claro en las pesquisas.

En el inicio del rastreo ha estado presente la madre de la menor, Audrey Fitzpatrick, con su compañero sentimental, Dave Mc Mahon y algunas amigas de la joven desaparecida.

También han acudido Deborah Rose, la madre de Ashley Rubio, la amiga de Amy de cuya casa salió la joven la noche del día 1, cuando fue vista por última vez, y Guillermo Wanninkhof, el padre de Rocío Wanninkhof, que fue asesinada tras desaparecer en Mijas el 9 de octubre de 1999, quien ha dicho que "revive" el caso de su hija.

La joven, de 1,65 metros, delgada, con ojos azules y el cabello moreno, vestía una camiseta "Diesel" negra y un chándal en el momento de su desaparición, cuando supuestamente se dirigía desde la urbanización Calypso a su domicilio, ubicado en Riviera del Sol, en Mijas-Costa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios