Almería

Condenada a seis años la mujer que mató a su marido en Vélez Rubio con una escopeta tras amenazarla

  • La mujer, casada desde hace 31 años, evidenciaba síntomas de maltrato y amenazas reiteradas por parte de su marido, que mantenía una relación con una tercera mujer

Comentarios 2

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería ha condenado a seis años de cárcel a Encarna T.M., la mujer de 50 años que, el 8 de diciembre de 2005, mató a su marido con una escopeta en un cortijo de su propiedad, ubicado en el paraje 'Los Gatos' de Vélez Rubio (Almería), después de que éste, según el relato de la acusada ante la Sala, la amenazara.

En la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, la magistrada Társila Martínez consideró como hechos probados, por conformidad de la defensa y el Ministerio Fiscal, que sobre las 08.00 horas del 8 de diciembre de 2005 la imputada discutió con su marido, Antonio L.G., de 50 años, por las relaciones extramatrimoniales que éste mantenía con otra mujer.

Tras la discusión, la víctima salió de la casa y se empezó a trabajar en las faenas del campo, tras lo que Encarna T.M. cogió una escopeta marca 'Farbarm' que tenían el cortijo y fue en su búsqueda. Tras preguntarle por qué le dispensaba ese trato, la procesada efectuó un primer disparo entre las piernas de su cónyuge, que se abalanzó hacia ella, tras lo que le propinó otros dos tiros que impactaron en el hombro izquierdo y la región encefálica y le provocaron la muerte inmediata.

Sobre las 17.30 horas del mismo día, la acusada, arrepentida, llamó al Centro de Coordinación de Emergencias 112 de la Junta de Andalucía y confesó los hechos y esperó en el cortijo la llegada de los agentes de la Guardia Civil, a quienes contó lo acontecido y reveló el lugar donde se encontraba enterrado el cuerpo.

La juez, de conformidad con las conclusiones aceptadas por las partes, condenó a Encarna T.M. a seis años de cárcel como autora de un delito de homicidio con la atenuante muy cualificada de confesión, la atenuante de reparación del daño, al haber indemnizado a cada uno de los tres hijos del matrimonio en 70.000 euros, y la agravante de parentesco, tal como pidió el Fiscal, que rebajó de once a seis años la petición de pena en sus calificaciones definitivas.

Durante la última sesión de la vista oral, celebrada el pasado 26 de marzo, la defensa se mostró conforme con esta petición, a pesar de que en un primer momento había anunciado que pediría la libre absolución, lo que llevó a la titular de la Sala a disolver el jurado popular designado para el enjuiciamiento de los hechos.

En cuanto al acuerdo entre ambas partes, el abogado defensor reveló en declaraciones posteriores a la vista oral que el desarrollo del juicio mostró circunstancias atenuantes de los actos de su cliente, que sufría depresión, pero también condiciones que los podrían agravar, por lo que abogó por una sentencia "satisfactoria" tanto "jurídica y personal como socialmente".

El letrado indicó no obstante que a partir de ahora emprenderá los trámites necesarios para solicitar un nuevo régimen penitenciario para Encarna T.M., que lleva en prisión desde el día del suceso y ha cumplido por lo tanto más de un tercio de la condena.

La acusada alegó en su declaración ante la Sala que, el día de los hechos, su marido la amenazó con una horca de hierro al verla empuñar la escopeta y que le pidió que lo matara o "la liquidaría".

Durante la práctica de las pruebas periciales, la psicóloga y el psiquiatra que atendieron a la acusada unos meses antes de los hechos confirmaron que la mujer, casada desde hace 31 años, evidenciaba síntomas de maltrato y amenazas reiteradas por parte de su marido, que mantenía una relación con una tercera mujer que no sólo no ocultaba a ella y a sus hijos, sino que incluso narraba sus prácticas sexuales con esa tercera persona y hacía comparaciones entre ambas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios