Condenada una mujer por contratar a un sicario para matar a su ex

  • Convenió el pago de 3.000 euros y el uso de un piso por un asesinato que no se produjo

Comentarios 2

El Tribunal Supremo (TS) ha condenado a un total de 24 años de prisión a una mujer de 41 años y vecina de Garrucha que indujo el asesinato frustrado de su ex marido en 2007 y al individuo al que contrató como sicario a cambio de 3.000 euros en efectivo, y el uso y disfrute de un piso que ella logró durante el procedimiento de divorcio.

La sentencia desestima los recursos de casación interpuestos por la defensa de A. M. C. R. y J. C. C. y confirma la condena de 12 años de cárcel para cada uno de ellos por un delito de asesinato en tentativa. La Audiencia Provincial de Almería impuso, asimismo, cuatro años de prisión a la compañera sentimental de J. C. C., que era conocedora del plan criminal y "no hizo nada en ningún momento para evitarlo".

Según consta en el fallo, la víctima acudió en la mañana del 1 de julio de 2007 al punto de encuentro familiar para pasar un rato con su hijo menor de edad. El procesado, quien le estaba esperando en las inmediaciones del inmueble, esperó a que saliera y, sin mediar palabra, le asestó una primera puñalada. Mientras el hombre intentaba defenderse y le increpaba "por qué lo haces", J. C. C. siguió agrediéndole con la navaja mientras le espetaba "tú ya lo sabes, no grites". Después de unos minutos, la víctima logró zafarse y subir por las escaleras hasta el punto de encuentro, pese a lo que el acusado salió corriendo detrás de él. Sólo cesó cuando este logró refugiarse en el interior de la oficina pidiendo auxilio.

El tribunal considera probado que su ex esposa, A. M. C. R., concertó con J. C. C. el asesinato de su ex marido y que lo hizo a través de la compañera del procesado, a quien prometió pagar 3.000 euros en efectivo, y el uso y disfrute de un piso cuya propiedad logró en el divorcio. Los términos del contrato incluían que si al acusado le pasaba algo tras cometer el crimen, ella se haría cargo de su familia.

A. M. C. R. preparó el encuentro entre su hijo y su ex marido y modificó el día programado previamente y, a continuación, le comunicó J. C. C. la hora y el lugar en el que iba a producirse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios