El obispo de Córdoba insiste en su denuncia de la "ideología de género"

  • El prelado asegura que este pensamiento destruye "los pilares básicos de la sociedad"

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, aseguró ayer que la ideología de género "está destruyendo los pilares básicos de la sociedad". Fernández hizo estas declaraciones durante su intervención en la Semana de la Familia, organizada por la Delegación de Familia y Vida, en la que defendió la carta episcopal que escribió el pasado mes de enero acerca de la ideología de género y en la que se aseguró que ésta "rompe la familia". En aquella misiva pastoral, el obispo afirmó que este pensamiento "no respeta para nada la propia naturaleza en la que Dios ha inscrito sus huellas: soy varón, soy mujer, por naturaleza".

Fernández defendió en varias ocasiones los argumentos esgrimidos en su carta pastoral. Es más, la tildó de "lo más inocente". Eso sí, reconoció que si provocó tanto revuelo en los medios de comunicación y en la sociedad "eso significa que el tema resulta interesante".

A su juicio y, siguiendo los argumentos ya lanzados por la Conferencia Episcopal y sus propias declaraciones en la citada carta, la ideología de género "consiste en que el ser humano no se distinga por su sexo, sino por una construcción corporal". Es decir, que "un varón se puede construir como una mujer", anotó. En este punto, incidió en que ahora el sexo "se sustituye por el género", lo que conlleva a que "se eduque al sujeto para que elija el que quiera ser porque ya no se nace, se hace".

Para el prelado, esta situación representa, además, "una ruptura del aspecto creador de Dios, que es quien nos trae a la vida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios