Crespo priorizará el Guadalquivir como delegada del Gobierno

  • Rajoy nombra a la alcaldesa de Adra, que trabajará como un "martillo pilón", como representante del Ejecutivo en la comunidad

Comentarios 1

La alcaldesa de Adra (Almería), Carmen Crespo, dejará el bastón de bando municipal para tomar el de delegada del Gobierno de Andalucía. El nombramiento se produjo en el primer Consejo de Ministros presidido por Mariano Rajoy, celebrado ayer. Crespo es parlamentaria andaluza desde 2000 y como primera edil de su municipio, donde nació en 1967, había iniciado su tercera legislatura tras la victoria del pasado 22 de mayo. Es una militante veterana del PP, donde ingresó hace ya más de veinte años.

Crespo ya se marcado una hoja de ruta en su nuevo cometido. Según anunció ayer tras conocer la designación -fue la vicepresidenta y ministra de la Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría, la que informó-, la nueva delegada del Gobierno adelantó que "estará muy pendiente" del debate en torno a las competencias sobre la cuenca del río Guadalquivir. También priorizará en su agenda la gestión en materia de costas, las infraestructuras y, sobre todo, el empleo.

Para la todavía alcaldesa de Adra, el destino que le ha encomendado Rajoy es un "reto personal y profesional ilusionante e inquietante a un tiempo". Crespo aseguró que se dedicará a su nueva tarea trabajando con la constancia de un "martillo pilón". Será una labor que acometerá, además, desde la "humildad" para "arrimar fuerzas en la ardua tarea de crear empleo en España y entrar a paliar la crisis que tanta factura ha pasado en Andalucía". "Se trata de un momento crucial, con una enorme responsabilidad aunque me siento con la fortaleza que da el saber que mis compañeros me van a ayudar", subrayó Crespo, que será sustituida en el Parlamento por otra alcaldesa, la de Antas, Isabel Belmonte.

Sobre las líneas de trabajo, Crespo dijo que coincide "plenamente" con lo expresado por el líder del PP-A, Javier Arenas, con respecto a las transferencias de competencias del Estado y advirtió que hay que "cumplirlas de buena forma". Aludió a la discusión sobre las competencias de la cuenca del Guadalquivir y calificó de "fundamental" la gestión en materia de costas. "Hay muchas cosas que decir en este ámbito, que crea mucho empleo, por ejemplo, con los chiringuitos", añadió.

Crespo también da relieve a las políticas conducentes a la creación de empleo y considera que hay "cuestiones fundamentales que hablar entre los dos gobiernos" que exigen un tratamiento "integral". Con respecto a las infraestructuras, "en parálisis completa por las dificultades económicas en las que ha dejado el anterior gobierno", la nueva delegada avisó de que habrá que ver "el estado de las deudas con las empresas adjudicatarias y como están las cuentas" para afrontar necesidades como la A-7 o la Alta Velocidad. "Eso es básico", destacó.

Tras remarcar que su nombramiento "ha sido una sorpresa" que agradece "de forma especial" porque hay compañeros del partido "con mucha diligencia", Crespo adelantó que comenzará su trayectoria el mismo día de Navidad, en el que mantendrá un encuentro con el ex delegado del Gobierno y antecesor en el cargo, Luis García Garrido. La toma de posesión, que estará presidida por Sáenz de Santamaría, se celebrará el día 26 en Sevilla.

"Son de tiempos de sacrificio, trabajo y dedicación, y sabemos que, de nuestra labor, depende el bienestar de las familias que han visto y ven en Rajoy un pilar importante para sus expectativas de futuro", indicó Crespo. Y ello "exige trabajo desde el principio".

"Siempre he tenido claro que los representantes del Gobierno está para solventar los problemas y no para crearlos, por lo que me comprometo a actuar con lealtad institucional y con colaboración con el Gobierno andaluz". Por último, Crespo reconoció la labor de los funcionarios de la administración del Estado, "garantes de la neutralidad y la eficacia" y a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado como "garantes de la libertad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios