Delphi podrá vender sus máquinas de la factoría cerrada de Puerto Real

  • La juez asegura en un auto que la operación beneficia a las futuras industrias en Cádiz

Nueve meses después de que la factoría de Delphi en Puerto Real cumpliera su última jornada laboral el 31 de julio del pasado año, el Juzgado de lo Mercantil de Cádiz ha autorizado a la compañía norteamericana la venta de su maquinaria y bienes de equipo.

La titular del juzgado, Nuria Orellana, dio ayer el permiso para la operación a Delphi Automotive Systems España SL (DASE). La magistrada argumentó en su auto judicial que adoptó la decisión después de obtener "la conformidad de la administración concursal" y de que la Junta de Andalucía considerase que la transmisión de la maquinaria solicitada, "lejos de contrariar el acuerdo del 4 de julio de 2007, resulta necesaria y facilitará el desarrollo de futuras actividades industriales".

El documento explica que los equipos tienen "un uso muy restringido, bien limitado a la fabricación exclusiva de la actividad de chasis y steering, bien a actividades de soldadura y análisis metalúrgico". A ello, añadió que "desde abril de 2007 la maquinaria está paralizada, sin funcionamiento y sin ningún tipo de mantenimiento ni conservación, lo cual ha provocado su continuo desgaste y deterioro, sufriendo una rápida depreciación de su valor", prosigue el documento judicial.

El juzgado envió una providencia el pasado 22 de febrero a la Junta de Andalucía en la que pedía información sobre si la venta de los equipos, cuya venta había solicitado la compañía, resultaban necesarios para el desarrollo de futuras actividades industriales. El 18 de marzo el Ejecutivo andaluz contestó que no eran precisos para los planes previstos en la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios