Desarticulada una banda que perpetró casi cien robos en Matalascañas

La Guardia Civil ha desarticulado una banda integrada en su mayor parte por miembros de una misma familia a la que se le imputan 93 robos en viviendas y chiringuitos de Matalascañas. Los agentes detuvieron a cinco personas y está pendiente la detención de una sexta. Además, están implicadas cuatro personas más por su presunta relación en los robos. A tres de los detenidos también se les imputa un delito de tráfico de droga.

El dispositivo de la Guardia Civil comenzó tras detectarse un incremento considerable en los robos perpetrados desde el pasado invierno en viviendas y establecimientos hosteleros de Matalascañas, lo que provocó una gran alarma social. La oleada de robos fue denunciada por la asociación de vecinos que demanó además más vigilancia.

Los presuntos autores aprovechaban la ausencia de los inquilinos en las viviendas, ya que en la mayoría de los casos los domicilios solamente están ocupados durante la temporada estival como residencia de verano. El método siempre era el mismo: aprovechaban las horas nocturnas y forzaban rejas, ventanas o puertas para acceder al interior de las viviendas y sustraer enseres de todo tipo.

La Guardia Civil realizó ocho registros domiciliarios en Matalascañas, Almonte y El Rocío, donde se lolalizaron gran cantidad de objetos como televisores, mobiliario electrodoméstico y otros enseres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios