Operación Pinsapo

Desarticulada una organización rumana dedicada a la trata de personas con fines de explotación sexual

  • Se han localizado seis personas sometidas por el clan bajo amenazas, malos tratos e incluso agresiones sexuales. Nueve de los detenidos han ingresado en prisión

Comentarios 1

La Policía Nacional de Málaga ha desarticulado un grupo criminal rumano que se dedicaba a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. De los detenidos, nueve de ellos han ingresado en prisión.

Agentes especializados de la UCRIF de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Policía de Málaga, iniciaron a principios de año investigaciones en relación con la explotación sexual de mujeres que sevhabían detectado en la zona del Polígono de Guadalhorce de la capital malagueña.

Las pesquisas policiales detectaron la existencia de una organización compuesta por ciudadanos procedentes de la zona de Mangalia (Rumanía) que controlaban a las mujeres dedicadas a ejercer la prostitución, principalmente, en el referido polígono industrial, adoptando importantes medidas de seguridad en cuanto a la acción policial y ejerciendo una permanente amenaza a sus víctimas.

Dada la importancia de la organización criminal detectada, se continuaron las investigaciones coordinándose con la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, con la Brigada Provincial de Córdoba y con los servicios policiales en Rumanía, determinándose que los miembros del grupo criminal conocido como Los Lalai, estaba compuesto por ciudadanos del indicado país, jerarquizados en cuanto a sus actuaciones y dedicándose una parte de la organización a la captación de mujeres en el país de origen a las que le ofrecían trabajos en España como camareras o bailarinas. 

Dicha captación era realizada atendiendo las circunstancias especiales de sus víctimas, cargas familiares, entorno de pobreza, inclusive su formación personal y perfil psíquico.

Otros integrantes del grupo criminal desarticulado hacían su traslado a la zona de Málaga donde eran sometidas mediante amenazas y malos tratos a dedicarse a la prostitución siempre bajo el control de miembros del citado clan Los Lalai, ejerciendo un férreo control sobre las mujeres, disponiéndole no solo la actividad indicada sino las tarifas que tenían que cobrar por los servicios a los clientes, los lugares concretos en los que tenían que trabajar, los domicilios en los que tenían que residir y sometiéndolas a los cambios de localidades o zonas conforme las directrices impuestas por la organización.

Cuando las investigaciones judicializadas en el Juzgado de Instrucción número trece de los de Málaga culminaron el proceso de recopilación de indicios suficientes y datos importantes para la intervención adecuada, apoyados por el Grupo de Operación Especiales (GOEs) se procedió a llevar a cabo un detallado operativo lográndose la detención de los siguientes miembros de la organización criminal:

· I.A.R. alias Mancu, nacido en 1972, en Mangalia (Rumania)

· N.A. alias Dana, nacida en 1985 en Mangalia (Rumania)

· R.A. alias Kaki, nacido en 1983 en Mangalia (Rumania)

· F.P. alias Prava, nacido en 1972 en Galati (Rumania)

· C.E.A. nacido en 1992 en Mangalia (Rumania)

· T.R. nacido en 1992 en Mangalia (Rumania)

· A.A., nacido en 1986 en Mangalia (Rumania)

· G.A. nacido en 1986 en Mangalia (Rumania)

· V.M. alias Marcu nacido en 1976 en Mangalia (Rumania)

· J.Z.M. nacido en 1952 en Torremolinos (Málaga)

· F.F.V. nacido en 1982 en Cali (Colombia)

Asimismo, se han llevado a cabo cinco registros en los distintos domicilios localizados de la organización y ubicados en las localidades de Torremolinos y Benalmádena en los que se ha intervenido además de dinero y efectos procedentes de la actividad criminal, abundante documentación acreditativa de las actividades delictivas realizadas por los detenidos.

En esta operación policial ha sido de especial importancia la localización de seis mujeres que estaban sometidas a la organización bajo amenazas, malos tratos e incluso agresiones sexuales, habiendo sido posible su liberación merced a la actuación policial. Los detenidos, a los que la Policía Nacional les imputa asociación

criminal para la trata de seres humanos con fines de explotación, amenazas, delitos de lesiones y agresión sexual, han pasado a disposición de la Autoridad Judicial que dispuso el ingreso en prisión de nueve de los detenidos.

La operación policial continúa abierta para el total esclarecimiento de los hechos investigados y la desarticulación de sus conexiones con Rumanía

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios