Desmantelada en Málaga una red fraudulenta de venta de adelgazantes

  • La Guardia Civil inmovilizó en la capital malagueña numerosas cajas con más de treinta productos distintos encontrados en la nave industrial que la empresa denunciada utilizaba como almacén.

La Guardia Civil, en una operación coordinada por el Grupo de Medio Ambiente y Consumo de la UCO, desmanteló el jueves en Málaga uno de los mayores negocios de venta de adelgazantes fraudulentos de España, denunciado por la Federación de Consumidores en Acción (Facua) desde hace varios años.

El portavoz Rubén Sánchez, en representación de Facua explicó que "Nutra Life International (NLI) comercializaba, entre otros productos, medicamentos ilegales que, según los análisis realizados en el Hospital Universitario Virgen del Rocío, contienen altas concentraciones de hormonas tiroideas y sexuales, lo que podría incurrir en un delito contra la salud pública".

Explicó que agentes de la Benemérita inmovilizaron en Málaga numerosas cajas con más de treinta productos distintos encontrados en la nave industrial que Nutra Life utiliza como almacén, en el Polígono Industrial El Viso. También, indicó que en la capital malagueña registraron el 'call center' desde el que tramita los pedidos realizados por teléfono desde toda España.

Asimismo, Sánchez concretó que "Nutra Life International llevaba años anunciando una gran variedad de productos milagro en diarios y revistas de tirada nacional, prometiendo la pérdida de numerosos kilos de forma rápida y sin dietas". También ofertaba productos para hacer crecer los pechos a las mujeres, entre otros.

La primera denuncia de Facua contra Nutra Life data de febrero de 2005, aunque "el negocio funciona desde mucho antes"; de hecho, una de las empresas de su entramado, IMX International Mail Express, se inscribió en el Registro Mercantil de Málaga en 1994 fijando su sede en la nave donde ayer se decomisaron los productos.

Detalló que los únicos nombres que aparecen en la información sobre las empresas de la trama que consta en el Registro Mercantil de Málaga son los del ciudadano de origen británico Andrew Benson, residente en Mijas, y el del griego Christos Kritikopoulos, que figura como administrador único de Nutra Life International, SL.

Sánchez aseguró además que "a raíz de las denuncias de Facua, la empresa comenzó a utilizar otra denominación para publicitar sus productos, Paramarketing, y también dejó de comercializar algunos para, en determinados casos, volver a lanzarlos posteriormente con otros nombres".

En febrero de 2005, Facua advirtió en el Ministerio de Sanidad y Consumo y la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía las pastillas efervescentes Redu Fizz, en cuya publicidad Nutra Life prometía la pérdida de hasta "28 kilos en menos de nueve semanas sin dejar de comer" ni hacer "ningún tipo de gimnasia", gracias a una "fórmula secreta" con la que decían eliminar "las células lípidos que están enfermas". 

A estas pastillas se fueron sumando una larga lista de métodos fraudulentos para adelgazar en forma de cápsulas, geles, tés o especias, entre los que se incluyen L'Carnitin, Té Rojo Chino Pu-Erh, Té de Adelgazamiento del Dr. Chang, Especias de Maggie Drozd, Dieta de Calorías Negativas, Bio Night, Chronoslim, Gotas de Té Verde, once plantas que hacen adelgazar, Cápsulas de Vinagre de Manzana, Kilo Killer y Slim Solution.

Junto a estos falsos adelgazantes, Nutra Life también ha vendido métodos fraudulentos para hacer crecer el pecho: Super Buste XL, Star Bust System y Maxi Buste. La empresa vende otros muchos productos. Recientemente, FACUA la denunció por ofertar un libro que promete convertir en millonarios a sus lectores.

Pese a las numerosas denuncias presentadas ni el Ministerio de Sanidad y Consumo ni la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía tomaron medidas contundentes o efectivas para acabar con la promoción de sus productos milagro.

Así, el Instituto Nacional del Consumo se limitó a reiterar ante cada denuncia que "carece de competencia en materia de control e inspección", y la Dirección General de Salud Pública andaluza trasladó todas las denuncias a la Delegación Provincial de Salud de Málaga, que tal como explicó Rubén Sánchez, "resolvió a finales de 2006 que la empresa merecía una ridícula sanción de poco más de 7.500 euros". Además afirmó que "hace un año que FACUA no ha vuelto a recibir respuestas de la Administración sanitaria andaluza sobre sus actuaciones ante las nuevas denuncias contra Nutra Life".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios