Algeciras

Detenido en Málaga el autor de la paliza a una mujer en un portal en Algeciras

  • Se trata de Stoian Marcel Gongu, un rumano de 31 años.

Comentarios 18
Imagen de Stoian Marcel Gongu Imagen de Stoian Marcel Gongu

Imagen de Stoian Marcel Gongu / E.S.

La Policía Nacional ha detenido hacia las 20:00 horas a Stoian Marcel Gongu, rumano de 31 años y residente en Algeciras, como el autor de la brutal agresión sufrida por una mujer de 64 años la noche del pasado domingo en el número 6 de la urbanización Carteya, en Algeciras.

El individuo se encontraba en la estación de autobuses de Málaga, dispuesto a viajar a su país, cuando ha sido sorprendido por la Policía, que previamente había registrado su casa en el barrio de La Bajadilla. El sospechoso es considerado por las fuerzas policiales como un peligroso delincuente con numerosos antecedentes al que se le imputa también un asalto con robo similar al de hace cinco días. Se le considera autor de otra paliza a una anciana dos días después.

La víctima sufrió contusiones múltiples provocadas por la brutal paliza que le propinó Stoian Marcel Gongu para robarle el bolso. La señora iba a cuidar a una anciana que vive en la citada urbanización cuando fue atacada por la espalda y golpeada con extrema violencia. 

Con la cara destrozada a causa de los golpes y un corte por el que sangraba con profusión fue encontrada tirada en el suelo por algunas vecinas, que dieron aviso a las autoridades.

La Policía Nacional busca desde entonces al agresor, cuya imagen fue captada por una cámara de seguridad situada en el portal y difundida a través del Whasapp y las redes sociales por los propios vecinos.

El vídeo refleja que la paliza se produjo a las 22:06, cuando la víctima se disponía a llamar al portero automático para acceder al edificio. Stoian Marcel Gongu, vestido con un chándal y gorra apareció y, por la espalda, le propinó un fuerte puñetazo con la mano derecha. Con esa misma mano le agarró la cabeza y le dio otro puñetazo, con la mano izquierda, que la tiró al suelo. De rodillas, la señora recibió un primer rodillazo en la cara, luego otro y, a continuación, dos puñetazos más.

En ese momento el agresor le arrebató el bolso y salió corriendo, en dirección hacia donde estaba la cámara de seguridad. Es entonces cuando se le ve el rostro en escorzo. Antes de salir de plano hizo el amago de volverse para recoger del suelo algo que se le había caído, no se aprecia si de su propio bolsillo o del bolso de la víctima, que queda maltrecha en el suelo.

La enorme virulencia del ataque originó una profunda conmoción no sólo en la ciudad de Algeciras y en el resto del Campo de Gibraltar, sino en toda España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios