Detenido un fugitivo húngaro que aparentaba ser un jubilado en Costa del Sol

  • El arresto ha sido posible gracias a la colaboración de los residentes extranjeros de la zona que informaron de la presencia de un individuo que destacaba por sus tatuajes de simboligía nazi

Comentarios 1

Un ciudadano húngaro reclamado internacionalmente por haberse apropiado supuestamente de 300 millones de euros cuando dirigía una empresa ha sido detenido por el Cuerpo Nacional de Policía en Fuengirola (Málaga), donde aparentaba ser un jubilado en buena situación económica.

El arresto ha sido posible gracias a la colaboración de los residentes extranjeros de la zona, que informaron a la Policía de la presencia de este individuo, conocido por el nombre de "Jimmy", con pelo largo y barba, que destacaba por sus tatuajes de simbología nazi y diariamente era visto en el paseo marítimo de Los Boliches acompañado de su perro.

Según ha informado hoy la Comisaría Provincial de Policía en un comunicado, los agentes vigilaron a este hombre y lograron identificarlo como A.I.K., de 48 años, "a pesar del radical cambio de su aspecto físico".

Se trata de uno de los delincuentes más buscados en Hungría, ya que cuando era director de la empresa GP Trade KFT, encargada de la venta de unas 25.000 toneladas de maíz por un valor de 353 millones de euros -cantidad que abonó la firma CIB Kesletezesi Kft-, se apropió de unos 300 millones de euros mediante la falsificación de documentos, sobornos y fraudes, tras lo que huyó del país.

Las autoridades judiciales de Hungría le imputan los presuntos delitos de fraude agravado, estafa agravada, soborno, no facilitar datos económicos y falsificación de documentos privados, por lo que habían tramitado una Orden Europea de Detención para Extradición, y puede ser condenado a cumplir una pena máxima de 10 años de prisión.

El detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios