sesión de control

Díaz y Moreno se reprochan que no quieren un pacto sobre financiación

  • Los líderes de PSOE y PP dudan mutuamente de la voluntad de acuerdo del otro, aunque el portavoz popular mostró su disposición a sumarse al consenso alcanzado con Podemos e IU.

Susana Díaz y Jiménez Barrios, en el Parlamento. Susana Díaz y Jiménez Barrios, en el Parlamento.

Susana Díaz y Jiménez Barrios, en el Parlamento. / EFE

Comentarios 2

Los partidos de izquierda del Parlamento llevan semanas aireando que se ven capaces de alcanzar un consenso sobre qué debe defender Andalucía cuando se abra la negociación sobre el nuevo modelo de financiación. Al mismo tiempo que escenificaban su acuerdo, los portavoces de PSOE, Podemos e IU mostraban sus dudas sobre la posibilidad de que el PP se sumara a esa voz única desde el sur en materia de financiación. La sorpresa llegó el jueves por la tarde, cuando los populares, después de reunirse con María Jesús Montero y Mario Jiménez, mostraron su optimismo. "Hay altas posibilidades de acuerdo", dijeron fuentes del PP, que después desde el PSOE se encargaron de matizar, recordando la tradicional apuesta de los populares por que el pacto se alcance en Madrid, que es de donde saldrá finalmente el nuevo sistema de reparto de fondos estatales entre la regiones.

El desacuerdo sobre el acuerdo se trasladó ayer de los pasillos del Parlamento al salón de Plenos. En la sesión de control, Susana Díaz y Juanma Moreno abundaron en la idea. La presidenta de la Junta duda que el PP quiera un pacto sobre financiación porque, según reveló, los representantes populares en la reunión del jueves -Carmen Crespo y José Antonio Miranda- les dijeron a los socialistas que el pacto iba a ser "complicado". Aseguró además que el PP no quiere que lleguen más recursos a Andalucía "porque tiene suficiencia financiera" y que el Estado del bienestar será "el que nos podamos pagar".

"Usted vive en la confrontación para aislar al PP", le contestó el líder de la oposición, que insistió en la voluntad de pacto de su partido. "Va a tener muy pocos problemas para llegar a un acuerdo en materia de financiación. Lo único que tiene que mostrar es voluntad", insistió Moreno, que considera que Díaz está "aterrada" por la posibilidad de que los populares se sumen al consenso de PSOE, Podemos e IU. "Eso le rompe su titular y la estrategia de confrontación apostilló el político malagueño.

Por el momento, sólo Ciudadanos se desmarca abiertamente del acuerdo. La formación naranja también defiende que Andalucía está infrafinanciada, pero no apoyará ningún documento del grupo de trabajo sobre financiación que no incluya una disposición a acabar con el sistema foral del País Vasco y Navarra. Si nada cambia, emitirán un voto particular al dictamen final que salga del organismo creado dentro de la Comisión de Hacienda y Administración Pública.

Ese documento será el que María Jesús Montero lleve al Consejo de Política Fiscal y Financiera donde se debata la nueva financiación. Lo garantizó ayer Susana Díaz, que se comprometió a defender el acuerdo que salga del grupo de trabajo que ella misma impulsó el pasado septiembre. "Para que tenga fortaleza es fundamental el acuerdo", insistió la jefa del Ejecutivo en su intercambio con Antonio Maíllo, portavoz de IU en la Cámara. El líder izquierdista, como sus compañeros de Podemos, está satisfecho con las negociaciones que han mantenido con el PSOE y el Gobierno andaluz, pero mantienen dudas al respecto. "No valen los dobles discursos, así no hay credibilidad", espetó Maíllo antes de acusar a Díaz de ser de izquierdas "sólo en campaña electoral".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios