Educación afirma que su rechazo a la reválida cumple la ley

No hay "insumisión", lo que hay es un modo de paliar "los efectos perniciosos" de la norma. La consejera de Educación, Adelaida de la Calle, defendió así en el Parlamento que la evaluación final de 6º de Primaria se haga en Andalucía de forma individualizada y por los propios centros docentes. En contra de la propuesta del Ministerio, que calificó como "reválida segregadora".

La titular de Educación insistió en que con esta fórmula se actúa conforme a la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce). De la Calle explicó que serán los maestros que integran el equipo docente de cada uno de los grupos de 6º de Primaria los que valoren en el alumnado el grado de adquisición de las competencias de Comunicación Lingüística, Matemática y competencias básicas en Ciencia y Tecnología, y no a partir de una prueba única y puntual aplicada y corregida por otros. El modelo de evaluación de la Junta contará además con una comisión de zona externa a los centros para asegurar la objetividad y la supervisión del proceso.

El PP afirmó que al Gobierno andaluz no le gusta la evaluación y que por eso usa "términos despectivos" como reválida. "Sólo le gusta la evaluación que ustedes controlan, proponen y que pueden manipular, tanto los datos como los resultados", indicó la diputada del PP-A Marifrán Carazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios