Educación confía en que los colegios accedan a informar de agresiones

  • La normativa obliga a los colegios a registrar los datos de agresión en casos de violencia escolar

La consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Teresa Jiménez, mostró hoy su deseo de no tener que recurrir a la apertura de expedientes a los centros para propiciar el cumplimiento de la normativa que obliga a los colegios a registrar los datos de agresión en casos de violencia escolar y apostó por el diálogo para abordar esta problemática.

Las declaraciones de la consejera se producen después de que el pasado lunes la Federación Andaluza de Colegios Católicos (FERE) enviara a los centros concertados de Sevilla una circular instándoles a eludir el control de la Junta sobre los casos de agresiones, al considerar que esta información es "demasiado delicada" y que "se desconoce su futuro".

Jiménez indicó que desde su departamento no comparten una decisión "unilateral que inclumple una normativa autonómica que, por cierto, --dijo-- no fue recurrida".

La citada normativa obliga a los colegios a registrar los datos de violencia escolar en un programa informático denominado 'Séneca', con el que la Consejería controla el absentismo y los casos de violencia escolar.

"Vamos a trabajar con todos los centros para que la cumplan y espero que no tengamos que recurrir a ningún procedimiento administrativo, en primer lugar porque hay un clima de diálogo y en segundo porque hay una mesa de los centros privados donde se debatirán estos y otros temas", indicó la consejera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios