El sector de Elena Cortés desafía a la dirección de Izquierda Unida en Córdoba

Se acabaron las simulaciones. Izquierda Unida inició ayer de forma pública las hostilidades ante la asamblea provincial del mes de junio y lo hizo mediante un manifiesto presentado por la delegada de Fomento y Vivienda, Mari Santos Córdoba, y varios alcaldes de la provincia, como los de Castro de Río, Fernán Núñez, Montalbán y Almodóvar del Río.

En realidad, lo que está detrás es el sector oficialista de la IU andaluza y el PCA, cuyo rostro más reconocible en estos momentos es la consejera de Vivienda, Elena Cortés. Lo han apoyado también la dirección provincial del Partido Comunista, su secretaria -la parlamentaria Alba Doblas, que tuvo cierta proyección como portavoz de IU en la comisión de investigación de los ERE-, y asambleas claramente vinculadas a los sectores oficialistas .

Este grupo parte sin un candidato a la coordinación provincial en un momento en el que el actual máximo dirigente provincial -el representante del vicepresidente Valderas en Córdoba, Pedro García- ha hecho públicas sus aspiraciones de cara a la asamblea.

Pedro García llegó a la coordinación provincial no como vencedor directo de un cónclave interno sino como consecuencia de la dimisión del anterior máximo responsable, quien mantuvo una sonora polémica con los órganos andaluces de IU a cuenta de la elaboración de las listas a las autonómicas.

El sector oficialista descabalgó a la candidata más votada, Dulce Rodríguez, alegando cuestiones del censo interno para colocar a Alba Doblas al frente de la lista. Martínez amenazó con irse si se tocaba lo votado por la militancia y se marchó. García , que ha sido invitado por correo electrónico a participar de este manifiesto, declinó comentar la iniciativa que se opone a su candidatura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios