España y Portugal blindan la frontera andaluza para bloquear la acción de ETA

  • Instalan un Centro de Cooperación policial y aduanera en Ayamonte · La banda abandonó un coche con 130 kilos de explosivos en 2007 en esta localidad y planeó una fuga en helicóptero de la cárcel de Huelva

"Intensa y perfecta". Así definió ayer el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, la cooperación policial entre España y Portugal para prevenir cualquier intento de la banda terrorista ETA de crear una base permanente en el sur peninsular. En cualquier caso, a preguntas sobre si el Ministerio del Interior tiene constancia de una célula de la banda en esta zona tras el hallazgo en Ayamonte hace dos años de un coche con 130 kilos de explosivos o el intento de fuga de la cárcel de Huelva de presos etarras, López Garzón advirtió que no puede afirmar "ni en un sentido ni en otro que haya o no una base permanente".

El delegado, que asistió a la inauguración del Centro de Cooperación Policial y Aduanera Castro Marim-Ayamonte, junto con el ministro de Administración Interna de Portugal, Rui Carlos Pereira, insistió en que "existe una colaboración interna y eficaz entre los Cuerpos de Seguridad de ambos países en el marco de la cual el intercambio de información es muy valioso para la lucha contra el delito en general y contra el terrorismo en particular". De igual modo, reiteró que "se hacen todos los esfuerzos policiales" para prevenir cualquier intento de ETA de tener una célula permanente en el sur peninsular.

En similares términos se pronunció el ministro portugués, quien también destacó la importancia de las labores de prevención y señaló que "estamos en disposición de trabajar para luchar contra el terrorismo". A su juicio, estos centros suponen un paso en relación a la colaboración entre ambos países, así como para "obtener una mayor seguridad", por lo que animó a los funcionarios en el desarrollo de sus funciones, al objeto de que su trabajo sea "fértil, eficaz y en beneficio de los ciudadanos portugueses y españoles".

El objetivo, según reiteró López Garzón, es "intensificar la colaboración para que el cuerpo policial y las administraciones aduaneras portuguesas y españolas intercambien información permanente los 365 días del año para prevenir la delincuencia".

El ministro portugués de Administración Interna resaltó la posibilidad que se da en estos centros de "intercambiar información sobre criminalidad y tráfico de fronteras entre Cuerpos de Seguridad de ambos países para trabajar en beneficio de ambos Estados, encontrándonos en mejores condiciones para combatir el crimen". Además deseó a los agentes que van a desempeñar sus funciones en este centro de cooperación -antiguo Puesto Fronterizo Mixto- "buena suerte en su trabajo".

Concretamente, trabajarán de forma conjunta la Policía Nacional, Guardia Civil y Cuerpo Aduanero de la Agencia Tributaria, por parte española; y Guardia Nacional Republicana, Policía de Seguridad Pública, Servicio de Extranjería y Fronteras, Policía Judicial, y Cuerpo Aduanero, por parte portuguesa.

La puesta en marcha de estas instalaciones obedece al acuerdo alcanzado entre España y Portugal a principios de año, en el marco de la XXIV Cumbre bilateral, en el que se establecía la entrada en funcionamiento de cinco centros de estas características -Tuy-Valença do Minho, Vilar Formoso-Fuentes de Oñoro, Caya-Elvas, Quintanilha y Alcañices y Cáceres- además del que se inauguró ayer en Ayamonte-Castro Marim.

Al acto acudió una amplia representación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tanto de Portugal como de España así como responsables institucionales del vecino país, entre ellos la ex gobernadora civil de Faro, Isilda Gomes, actual número 3 del Partido Socialista (PS) a las próximas elecciones lusas, y su sustituto, Sergio Viana. También pudo verse al alcalde de Castro Marim, José Estevens (PSD). Los gobiernos de ambos países desplegaron alrededor del centro un extenso despliegue policial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios